Sindicarse a
Artículos
Comentarios

¿ABSOLVEMOS A PASCUAL DUARTE?

La publicación de “La familia de Pascual Duarte” en 1942 supuso una bocanada de aire fresco en la narrativa española de posguerra. En estos primeros años de la dictadura del general Franco, la novela social de los años 30 estaba prohibida y predominaba un tipo de narrativa de baja calidad, fundamentalmente la novela apologética, escrita por autores que habían participado en la guerra civil del lado de los vencedores, y la novela rosa, donde los personajes buenos siempre acababan recompensados y los malvados castigados. Pues bien, en medio de este panorama desolador, aparece “La familia de Pascual Duarte”, escrita en forma de memorias de un condenado a muerte, cuya vida está jalonada de crímenes.  Con esta historia terrible, Cela inaugura la corriente literaria del tremendismo, que tiene aspectos en común con la novela naturalista del siglo XIX, pues, al igual que les sucede a los personajes de Zola, el comportamiento violento de Pascual Duarte está condicionado por la genética y por el ambiente social en el que vive. Él mismo reconoce, en sus memorias, que hubo de heredar, para su desgracia, la mala de educación de sus padres, así como su escasez de virtudes.   

En este ámbito, desearía que situarais vuestras intervenciones sobre la novela. Me refiero a que os formuléis preguntas como las siguientes: ¿En qué medida condiciona el medio a Pascual. ¿Son sus reacciones diferentes, según el ambiente que lo rodea? Pensad, por ejemplo, en los distintos lugares por donde se mueve: el pueblo, la ciudad, la cárcel…, y relacionarlos con su comportamiento. También podéis comentar otros elementos propios del naturalismo presentes en la novela de Cela como: las taras sociales (el alcoholismo, la prostitución, la pobreza…); los defectos genéticos (el retraso mental, los problemas físicos…);  la fealdad, la falta de sensibilidad… Y la gran pregunta: ¿se considera moralmente culpable Pascual Duarte? ¿Por qué empieza sus memorias diciendo: “Yo señor, no soy malo…”?  

El que lo prefiera puede comentar lo que más le ha gustado de la novela y lo que menos; o centrarse en los demás personajes, aparte del protagonista; o en fin relacionarla con otras novelas, como “Lazarillo de Tormes”, con la que sin duda tiene filiación.

63 Respuestas a “¿ABSOLVEMOS A PASCUAL DUARTE?”

  1. a 5 de diciembre de 2007 a las 4:48 pmMaría Francisca Serrano Reifs

    Pascual no se consideraba un hombre malo, excusaba sus actos por la forma en la que había vivido y de algún modo quería descargar su conciencia.

    Cuando intento encontrar una explicación de por qué una persona llega a desearle el mal a otra e incluso la muerte, no encuentro la respuesta.

    Tiene que ser muy duro ser maltratado física y psicológicamente, no teniendo un sólo momento de tranquilidad, de amor, cariño, en fin, faltándote todo lo que necesita, sobre todo si eres un niño, por eso, no niego que el ambiente familiar sea muy importante para el desarrollo de una persona, pero crecemos y hay dos caminos; uno es el bueno , el del bien, que es el más difícil, porque siempre hay momentos duros, y otro es el malo, el incorrecto, el cual toma Pascual. Es verdad que intenta evitarlo, pero no lo consigue.

    A lo largo del libro, ha habido momentos de confusión en mí misma, porque por momentos lo justificaba y en otros lo consideraba culpable. Me da mucha pena Pascual, pienso que hay personas de naturaleza mala, pero él no era una de ellas, porque tenía conciencia, que es la responsable de que los últimos años de su vida esten marcados por el sufrimiento y el arrepentimiento. Si Pascual hubiera tenido la suerte de tener una familia buena, con una madre que se preocupara por él, que junto a su padre le inculcaran valores, hubiera sido una persona capaz de llevar acabo sus proyectos y ser feliz en la vida.

  2. a 6 de diciembre de 2007 a las 5:45 pmAuxi Guerrero Baena

    A mí personalmente me ha gustado mucho la novela. Y pienso que, como se cuestiona, Pascual no es el culpable de los ??accidentes? que comete. Por lo cual, culpo a la familia a la que perteneció, ya que su madre tenía una enfermedad grave como es el alcoholismo y su padre se puede decir que otra, puesto que maltrataba a la madre. Aunque estos dos no fueron los únicos problemas. También la madre se despreocupaba de sus hijos y se puede observar en la novela que ni les tenía aprecio.

    Actualmente también se dan esos casos, aunque se desconozcan, tal y como otros también. Lo más normal es que como consecuencia, el hijo de una pareja que sufren dichos problemas los reproduzca (como Pascual). Pero en ningún momento quiero justificar sus actos ya que esa persona debe ser juzgada como otra cualquiera.

  3. a 8 de diciembre de 2007 a las 4:32 pmFco Javier Ráez Ruiz

    Andrés Hurtado, se deja llevar por sus instintos, por sus impulsos, los cuáles están condicionados por la situación social que ha vivido desde pequeño; violencia en su casa, pobreza, ignorancia…

    La época en la que Andrés se encuentra en Galicia, es como si fuera otra etapa de su vida, en la que vive más tranquilo, debido al ambiente que predomina en La Coruña, que no es el mismo que predominaba en su pueblo. Pero al volver a su hogar, su carácter vuelve a ser el mismo hombre. Es así, como demuestra quizás, la importancia del medio que le rodea, aunque primordialmente, hacen gala en él los principios naturalistas, por los cuales justifica generalmente sus actos.

    “Yo señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo”

  4. a 9 de diciembre de 2007 a las 7:21 pmAna Calero

    Acerca de este libro, yo pienso que, sobre todo, la infancia (malos tratos, el comportamiento de sus padres, la dura y corta vida de su hermano, etc.) de Pascual Duarte repercute en su vida. De ahí, algunas de las reacciones violentas que él tiene, la manera de pensar y actuar. A lo largo de su vida, podemos darnos cuenta de cómo cambian esas reacciones o esas maneras de pensar y actuar, después de salir de la cárcel o incluso Pascual estando en Madrid observa la discusión de su amigo Ángel Estebez con uno que se había encontrado en el parque y que ni siquiera llegan a las manos.
    Por otro lado, también quiero destacar a otros personajes como el de su madre, (que influye en Pascual e incluso éste termina matándola) una persona alcohólica, analfabeta, violenta ?; su primera mujer, una buena persona, aunque me llama la atención la manera de morir, al contarle que estaba embarazada de otro; su hermana Rosario ,la cual le ayuda mucho en su vida; su hermano Mario que murió con 10 años y que sufrió mucho durante su corta vida o Paco López (??el Estirao?) novio de Rosario.
    Para terminar a mí me ha gustado esta novela ya que introduce tramas variadas y personajes distintos que repercuten en la vida del protagonista, el cual me resultaba en algunos momentos una persona desafortunada pero en otros lo consideraba culpable de sus actos.

  5. a 9 de diciembre de 2007 a las 8:41 pmMarta González

    La personalidad de Pascual se debe a su educación y a su entorno. No es fácil convivir con una familia como la suya, llena de violencia, insultos, malos modales, etc. Es normal que Pascual adoptara la forma de ser que tenía, pero eso no es un hecho por el que se puedan justificar sus acciones. Pienso que uno de los errores más grandes que comete Pascual es no razonar, él actúa según sus impulsos, sin pensar en las consecuencias que puedan tener sus acciones.
    Respecto a las reacciones según el ambiente que le rodea, se nota que en el momento en el que Pascual sale de su ambiente habitual y entra en uno más educado, como era la ciudad, su forma de pensar y de actuar cambia para mejor.

    Sinceramente, el argumento de esta novela no me ha gustado, pero hay que reconocer que es un libro que te hace reflexionar sobre algunos temas importantes.

  6. a 10 de diciembre de 2007 a las 5:41 pmMiguel Ángel

    En mí opinón el libro es brutal, pero a un mismo tiempo tierno. El hecho es que a mí su autor no me gusta, pero para saber hay que leer. Me gusta ese final que no acaba de ser y esos personajes que no se acaban por definir de ninguna manera. Esos comportamientos bastos y rurales, esas ideas estúpidas y llenas de resentimiento y, aunque es distinto a las lecturas que suelo hacer, tengo que decir que es bastente bueno. En su relato cuenta tanto de su infancia al lado de su madre, como su madurez. Cuenta sus “pecados” de una forma tan natural y arrepentida que cosas, como un asesinato, no te sorprenden. Lo que perdurará siempre en mi memoria es la miseria del campo, la pobreza de esas vidas sin color, Y la bestialidad de personas que se comportan como animales y de animales que no dejan de serlo. Aunque, como he mencionado anteriormente, Cela me parece una persona muy prepotente, no se puede negar que es uno de los mejores escritores españoles y que sin ninguna duda se merecia el premio Nobel de literatura.

  7. a 10 de diciembre de 2007 a las 7:28 pmNoelia

    Al principio, cuando comencé a leer la novela, no me gustaba demasiado, ya que intento siempre ponerme en la piel del protagonista y entender sus actuaciones, pero esta vez fue diferente : no era capaz de hacerlo. Quizás sería porque no entendía, del todo bien, la actitud de Pascual: sus nervios incontrolables, ese sentimiento casi permanente e incontrolable de ira… no podía creer que existiera una persona así. Conforme fui avanzando, lo iba entendiendo un poco más, aunque no justificándolo. Su infancia no fue precisamente la que todos los niños desearían ya que, ¿qué felicidad puede tener un niño con una madre alcohólica, un padre maltratador y un ambiente de violencia continuo?
    Además creo que el que no terminara sus estudios también tuvo mucho que ver en sus futuras conductas.
    En cierto modo, sus actos violentos estaban condicionados por su infancia y por el ambiente que le rodeaba, puesto que cuando sale del pueblo y está en Madrid o La Coruña, e incluso me atrevería a decir que en la cárcel, fueron los únicos momentos en los que Pascual tuvo un poco de calma y orden en su vida. Sin embargo, esto no justifica que matara a su madre y al ??Estirao?, puesto que a lo mejor otra persona en su misma situación hubiera reaccionado de manera diferente. Con esto, quiero demostrar que los caracteres biológicos influyen mucho.
    En cualquier caso, esta novela, aparte de haber sido ??una bocanada de aire fresco en la narrativa española de posguerra? también nos puede ayudar a comprender mejor a las personas que hoy día sufren trastornos psicológicos y están pasando por situaciones de inestabilidad emocional condicionadas por su ambiente social y su genética como nuestro protagonista.

  8. a 10 de diciembre de 2007 a las 10:40 pmÁlvaro Fdez

    Esta novela es sinceramente la novela más trágica y dura que he leído a lo largo de mi vida , además, para su brevedad (apenas 110 hojas) hay muchísimas muertes.

    Pascual durante toda su vida se ve influenciado por su desdichada infancia marcada por unos padres en continua pelea , en las cuales se tenia que ir para no recibir , un hermano muerto con 11 años y una hermana que emigra de casa con 14 años y ya introducida en el alcoholismo.
    A lo largo de la novela se nota que, si hubiera tenido una familia más normal,no hubiera atentado contra tantas personas, tales como Zacarías , el ” Estirao ” , su madre o animales, como su perrita ” Chispa ” y una yegua.

    Yo , sin duda , no comparto sus actitudes tan violentas, pero , en parte , sí las entiendo, porque es dificil llevar una infancia y una vida , tras perder 2 hijos y la muerte de su primera mujer tan dura.

    En conclusión , este libro me ha gustado bastante más que El árbol de la ciencia y me ha dejado buen sabor de boca, ya que para mi gusto ha sido entretenido y he pasado unos buenos ratos leyendolo.

  9. a 11 de diciembre de 2007 a las 9:41 ampaqui pérez pineda

    En mi opinión, el comportamiento de Pascual Duarte es debido a la educación que le han dado cuando era pequeño y la violencia con la que siempre ha estado viviendo en su casa. A mí me ha gustado la novela, aunque predomine la violencia, porque en su interior hay un hombre noble que no es culpable del comportamiento con el que actúa. Pero en este libro hay una confusión sobre su actitud en los diferentes momentos.

  10. a 13 de diciembre de 2007 a las 7:29 pmM.José

    Este libro, a diferencia de los demás, me ha gustado mucho, pero no por la forma de actuar que tiene Pascual, que evidentemente estoy en contra de ella, sino porque se cuentan cosas como pasan en realidad. Pascual Duarte creció en un ambiente, se puede decir que bastante malo, cualquier niño no tiene una madre alcohólica ni un padre maltratador como tenía Pascual, ni tienen una casa donde tuvo que soportar la muerte de su padre y de su hermano Mario, hechos alos que la madre no le daba importancia y se reía de ellos cuando morían, sin embargo, a pesar de no gustarle la conducta de su madre, el niño, ya de grande actuaba como hasta entonces estuvo viendo en su casa. Tenía sentimientos buenos, pero todo lo que le apetecía hacer, lo hacía. Un ejemplo era el ??Estirao? desde primera hora le pareció prepotente, pero le cayó aun peor cuando se emparejó con su hermana Rosario. Finalmente acabó matándolo.
    Antes de ese hecho Pascual estuvo en Galicia donde pasó un tiempo un poco más tranquilo, pero cuando regresó, volvió a ser el que era.
    Como he dicho anteriormente, en ningún momento estoy de acuerdo con los actos de Pascual, aunque el libro me haya gustado mucho.

  11. a 14 de diciembre de 2007 a las 2:36 pmFátima

    Personalmente me ha gustado mucho el libro, porque ha sido de los pocos que me han hecho reflexionar sobre cosas que antes no me había parado a pensar.

    Me ha impresionado mucho el comportamiento de Pascual hacia las personas de su alrededor.?l justifica su comportamiento echando la culpa a la mala infancia que tuvo y dice que quizás él no se comportaría de esa manera, si hubiera nacido en otra familia, con otros padres que no fueran como los suyos(incultos,malos…).Yo pienso que los crímenes que cometió(el Estirao, su perra y su madre) están justificados en cierto sentido por su mala infancia.
    Por lo que he entendido, él se da cuenta de que lo que hace está mal cuando, después de haberlo hecho, reflexiona, pero admite que en el momento, en caliente, no puede controlar su instinto.
    Admito que en ciertos puntos del libro, he justificado su comportamiento y en otros los he criticado, pero creo que esto se debe a la pena que a veces me producía su trágica vida.

  12. a 14 de diciembre de 2007 a las 2:36 pmRosa Mª Osuna

    Esta familia resulta ser algo peculiar y curiosa, ya que cada integrante o miembro de ella, es “un mundo”, en especial el protagonista, Pascual Duarte.

    Pascual me ha parecido un personaje muy agresivo y condicionado, al mismo tiempo, por su familia y su entorno.
    Es natural que en una familia, a medida que transcurre un periodo de tiempo considerable, cada persona influya en otra con respecto a la actitudes o comportamientos que realizan éstas, y al fin y al cabo, se acaban pareciendo en su forma de ser.
    Pues bien, esto es lo mismo que le ha ocurrido a nuestro protagonista: ha estado condicionado por las actitudes violentas y agresivas de sus padres. Un ejemlo de ello sería cuando le asesta varias puñaladas a un amigo; o cuando mata a la yegua que tiró a su mujer Lola; o el momento en el que pisa el pecho del “Estirao” hasta tal punto que llega a matarlo, etc… . Aunque detrás de tanta agresividad hay un hombre noble, como nos demuestra cuando cambia de entorno al viajar a Madrid y a La Coruña.
    Yo considero que su estancia en la cárcel (dominado por sus acciones violentas) le ha influido bastante, ya que le ha hecho reflexionar sobre su actitud, pensamientos y visión del mundo.
    Este libro me ha parecido muy interesante, a la vez de intrigante y algo dramático: interesante, ya que es una situación que en la actualidad esta sucediendo cada vez con más frecuencia( malos tratos, violencia..); intrigante ya que cada cosa que le ocurre a nuestro personaje tiene su punto de interesante y me anima a continuar la lectura con más atención; y dramático porque las actitudes agresivas del protagonista son bastante impactantes.

  13. a 14 de diciembre de 2007 a las 2:39 pmSergio

    Lo primero que me gustaría decir acerca de la obra es que me ha gustado mucho más que la novela anterior. También quiero destacar el asombro que ha provocado en mí el modo natural, con autoculpación incluida, con el que narra la sucesión de asesinatos que realiza.
    Yo, como casi todos mis compañeros, pienso que los crímenes cometidos por Pascual tienen como explicación lo que a él le acontece durante su infancia. Sin embargo, ninguno de ellos tiene justificación posible.
    Me ha parecido un buen libro, crudo como la vida misma con sus buenos momentos y sus desgracias.

  14. a 15 de diciembre de 2007 a las 1:37 pmTatiana

    Es una crítica hacia el libro de La Familia Pascual Duarte, ya que en este libro la historia que se cuenta es muy dura, tiene mucha violencia. Pascual todos los problemas los arregla con la violencia; pero al mismo tiempo pienso que no es culpa de él, sino de la infancia que ha tenido, ya que su madre borracha, los malos tratos que recibía la madre por parte del padre, la muerte de su hermano Mario con pocos años de edad, su hermana que desde los 14 años ya quitaba el dinero en casa y se marchaba por ahí a casa de sus conocidas. Pascual entró muchas veces en la cárcel, a causa de sus violencias, ahí es donde empieza a escribir el libro.
    Marchó de su pueblo cerca de Almendralejo y se fue para otras zonas en las que su actitud era más tranquila, pero cuando volvía era igual. Parece ser que lo que le influía mucho era la gente del pueblo.
    Hoy en día esos casos también se dan, aunque la mayoría no los conozcamos De las violencias que conocemos más, son las del maltrato del hombre hacía la mujer, que diariamente lo podemos leer en periódicos y ver en los telediarios.

    Este libro en parte te hace reflexionar, se hace ameno y no es nada de pesado, aunque vuelvo a recalcarlo: no me ha gustado a causa de sus violencias.

  15. a 15 de diciembre de 2007 a las 11:04 pmEsteban Carrasco Hernández

    Para empezar, este libro de “La familia de Pascual Duarte” me ha parecido mejor que el anterior de ??El árbol de la ciencia?, ya que transmite más emoción e intriga, además de que es más fácil de comprender.

    Aunque en parte es de más fácil comprensión que “El árbol de la ciencia”, por otra parte me ha resultado más difícil meterme en la piel del personaje principal de “La familia de Pascual Duarte” (Pascual Duarte). Comprendo, y a la vez no, su forma de actuar y los impulsos que tiene, que ocurren siempre cuando está dentro del núcleo familiar o con los amigos, ya que cuando se encuentra en Madrid y en La Coruña parece otra persona: más comprensible, más calmado, controla sus impulsos, e incluso me atrevo a decir que parece más centrado.

    - Comprendo las acciones de Pascual por la mala infancia que tuvo que pasar, siempre llena de discusiones y peleas entre el padre y la madre, lo cual le tuvo que afectar bastante, aunque parece que con el tiempo se acostumbra y se podría decir que pasa un poco, y que solo busca alejarse para que, ni su padre ni su madre, lo pagasen con él.

    - Pero no lo comprendo por el simple hecho de que, por alguna tontería, sea capaz de matar, porque viéndome yo en esa situación, pienso que reaccionaría de mejor manera que lo hace él.

    Bien es verdad que no podemos hablar muy alto de cómo reaccionaríamos ante las situaciones a las que él se enfrenta, por una simple razón: no lo hemos vivido, y por lo tanto solo podemos imaginárnoslo,

    En fín, no se que más puedo decir, sólo que leer novelas de este tipo te abre los ojos ante la multitud de formas, pensamientos, acciones, etc. que existen en este mundo, este mundo en el que una mala infancia puede costar una mala vida.

  16. a 16 de diciembre de 2007 a las 6:30 pmAzahara

    Esta novela me ha gustado mucho mas que la anterior, ??El árbol de la ciencia?, ya que desde el primer momento no podía dejar de leer, sentía una gran curiosidad por saber más acerca de la vida de Pascual.
    Desde el principio el autor hace mayor hincapié en describir cómo era la vida en la casa de Pascual. Yo pienso que esto lo hace para después, de algún modo, poder hacernos entender su comportamiento y en efecto yo puedo llegar a entenderlo (pero no justificarlo) ya que pienso que si Pascual, en lugar de haber sido hijo de un maltratador, de una alcohólica sin ningún sentimiento hacía su marido y sus hijos, hubiera tenido unos padres ??normales? que le hubieran dado una educación puede ser que no hubiera actuado de la forma que actúa en el libro.
    Esto que acabo de decir se puede justificar en el momento en el que se marcha fuera de su ciudad y se aleja un poco de su vida anterior ya que es el único momento en el que no se ve a Pascual actuar de un modo tan agresivo y vive una vida más tranquila.
    Me ha impresionado mucho la forma en la que el protagonista confiesa todos los asesinatos que ha cometido y el posterior arrepentimiento que se resume muy bien en la frase ??Yo señor, no soy malo?”donde explica el porqué se ha comportado de esa manera.

  17. a 16 de diciembre de 2007 a las 6:36 pmirene cubero

    Este libro me ha gustado mas que El del árbol de la ciencia, porque para mi, resulta más intrigante y mas fácil de entender. Esta muy bien escrito, porque refleja muy claramente los momentos socio-políticos que estaban pasando en el momento en que se escribió.
    La familia y en el entorno que se encontraba Pascual es algo que influye mucho en su educación, porque si tú, por ejemplo, ves de chico que en tu casa hay violencia, de grande vas a ser una persona muy violenta.
    Yo no estoy de acuerdo con que vaya matando a la gente y lo justifique con su mala educación, pero, si Pascual hubiese vivido en un entorno mejor, no actuaría de la forma que actúa.

  18. a 16 de diciembre de 2007 a las 7:06 pmAna E. Rodríguez

    Yo creo que el entorno y las relaciones sociales y familiares de Pascual Duarte han influido mucho en él. Además, él mismo reconocía que si, en lugar de haber nacido en el pueblo hubiera nacido en la ciudad, no hubiera tenido reacciones tan violentas en algunos casos. Lo reconoce, cuando describe una situación que vivió en Madrid.
    La relación de sus padres le afectó mucho, dado que una persona que recibe una educación basada en la violencia, tiende a ejercerla, ya que lo considera como algo normal.

    Yo creo que no podemos culpar a Pascual moralmente. Es cierto que no podemos justificar sus actos: no podemos justificar un asesinato (en este caso, varios); pero sí podemos entenderle en cierto modo, ya que el mismo reconoce que no es malo, lo cual quiere decir que es plenamente consciente de que, si hubiera nacido y hubiera crecido en otro lugar o en otra familia, su situación sería diferente, hecho con el que yo estoy de acuerdo.

  19. a 16 de diciembre de 2007 a las 9:49 pmIsmael Rosa

    La novela de La familia de Pascual Duarte puede comentarse de muchas maneras,yo la comentaré desde mi punto de vista.
    Para mí, esta novela es una biografia de una de estas personas que no le han encontrado sentido a su vida o que, cuando se la encuentran, siempre sucede algo a su alrededor que se lo desmorona todo.Hagamos alusión a la novela, por ejemplo, cuando se casa con Lola siente que todo va a ir bien y que los fantasmas de su niñez se esfuman, pero, a la vuelta de la noche de bodas, su esposa se cae de la yegua que la llevaba a casa y aborta, mientras él esta en la taberna y acuchilla a Zacarias. Otro mal trago para Pascual Duarte será la muerte de su segundo hijo Pascualillo, que muere a los once meses a causa de un mal aire.Tras esto, Pascual intentará olvidarlo todo y comenzar una nueva vida con la esperanza de llegar a América, pasando por Madrid y La Coruña. En este tiempo, se da cuenta de que, a pesar de todo, tiene añoranza por su tierra y su mujer, y decide volver.
    Tambien Pascual tiene que sufrir mucho. Ya desde pequeño sufria malos tratos de sus padres cuando se entrometia entre las discusiones de los mismos, esta situacion de violencia es la causa de que Pascual actúe como actúa en su vida, con tanta violencia. A través de su vida, nada es agradable o de ayuda, todo lo contrario, es como si todo el mundo fuera contra el. Un personaje que hace que Pascual saque lo peor de él es “El Estirao”, por ejemplo, cuando va a hablar con él para ver como está su hermana, que en ese momento esta casada con “El Estirao”. Pero principalmente su madre, una mujer larga, seca, violenta, analfabeta y poco amiga del agua. Su madre le hace la vida imposible a lo largo de la novela a traves de críticas y malos presagios, sobre todo con la muerte de su segundo hijo Pascualillo y más tarde con la vuelta de Pascual de la prisión de Chinchilla donde pasa tres años por el asesinado de “El Estirao” al enterarse que habia dejado preñada a Lola en su ausencia en Madrid y La Coruña. A la vuelta de la antes mencionada prisión, acaba con la vida de su madre y con el final de la obra.
    Pascual es un hombre tachado de violento desde su nacimiento a causa de sus padres, pero que sabe controlarse, algo raro en él sabiendo de donde procede.
    En resumen, Pascual es un hombre que tiene que sufir muchas desgracias y muy pocas alegrías en su vida.

  20. a 16 de diciembre de 2007 a las 11:01 pmLorena Galan

    Esta novela cuenta la historia de un campesino extremeño marcado por la difícil situación familiar que vivió en su infancia.

    El protagonista Pascual Duarte, llevado por el odio acumulado durante toda su vida, a causa de palizas vistas entre sus padres y penalidades sufridas a lo largo de su existencia, se venga de la sociedad en la que vive. Por ello, es llevado a la cárcel, por los asesinatos cometidos y, desde allí, hace una revisón de su vida miserable.

    Comenzando por su hogar, un lugar vacío de cariño y protección, lleno de odio y rencor. Claro está, esto se refleja en su personalidad convirtiendolo en un ser agresivo y sin pudor.

    Cada paso de su vida supone un duro golpe en su corazón, desde la trágica y sorprendente muerte de su hermano pequeño hasta el asesinato de su madre.

    En su familia al único que parecen importarle las desgracias, las discusiones, la peleas, las circunsancias familiares…es a él.

    Aunque con el nacimiento de Rosario todo parece estabilizarse, este bienestar se interrumpe con la muerte de su padre.

    Cuando conoce a su primera mujer, Lola, todo parece marchar bien, ella está en cinta y deciden contraer matrimonio, pero más tarde esta felicidad se transforma en una nueva desgracia con la perdida de su hijo, al regreso de su noche de bodas, cuando su esposa estaba subida en una yegua de la que más tarde se vengará.

    Luego, nace su hijo Pascualillo que muere de un mal aire a los once meses de vida. Esto sume a Pascual en una gran depresión que le aleja de la vida y de la felicidad. Pero en un nuevo intento de reaunudar su vida, Pascual huye hacia América,con la sorpresa de que no tenía suficiente dinero y tiene que acomodarse en la Coruña.
    Más tarde decide regresar, porque extraña su tierra. Cuando llega, se encuentra con la sorpresa de que su mujer está embarazada de El Estirao y, cuando ella se lo confiesa, una nueva muerte se dibuja en su vida,la de su esposa Lola.

    Tras el asesinato de El Estirao y una larga estancia en la cárcel, regresa a su hogar y alli contrae matrimonio con Esperanza. aunque esto no supone que el protagonista esté reformado absolutamente y no vuelva a cometer crimenes.El broche final lo pone con el asesinato de su propia madre, capítulo que me impresionó muchísimo por la frialdad con la que cuenta la escena.

    Aquí termina su libertad dura y criminal.

    Finalmente me gustaría decir que el libro: La Familia De Pascual Duarte, es una novela realista y muy dura, su lectura es muy amena y su trama entretenida.Me ha gustado mucho, aunque para mi gusto es demasiado agresiva. Respecto a lo demás, es fantástica.

  21. a 18 de diciembre de 2007 a las 6:59 pmAlberto García

    A mí me ha gustado mucho esta novela, empecé a leerla y me enganché.
    En el desarrollo de la novela, el autor cuenta la vida de Pascual Duarte, un extremeño de carácter violento, el cual hizo que cometiera números crímenes .Yo creo que Pascual no quiere ser así, pero se ve obligado, gracias a una infancia endemoniada, ya que la madre era alcohólica, el padre maltrataba a la madre, en definitiva, una infancia muy dura, la cual dejó huella a lo largo de su vida.
    En la novela está presente siempre la intriga, porque no sabes qué es lo que va a suceder y, detrás de un crimen, viene otro y, luego, otra muerte, así sucesivamente.
    La novela no es muy difícil de entender, lo que pasa es que el autor da saltos en la vida del personaje, lo que hace que te confunda algunas veces.

    Lo que más me ha gustado es el gran realismo que hay en toda la novela, la imagen del campo, los medios rústicos, etc.
    Y lo que menos me ha gustado es la pobreza de las vidas de los personajes, y la bestialidad de las personas, que se comportan como auténticos animales.

  22. a 18 de diciembre de 2007 a las 9:23 pmLaura Oñoro

    El libro de ??La Familia de Pascual Duarte? trata una historia de una familia un poco peculiar. Esta familia en mi opinión se pierden el respeto, no se quieren, algo fundamental en una familia, no se apoyan, se minusvaloran los unos a los otros y lo que es aún menos comprensible, a mi entender, es que van a lo suyo, sin pensar en si molestan a los demás, les hacen daño o les crean un malestar.
    Respondiendo a las preguntas realizadas, podría contestar que en parte esta justificada la reacción de Pascual con todos lo demás personajes de la novela, ya que Pascual tiene una vida un poco violenta y mala. No es justificable que mate, es verdad, pero él ha aprendido desde pequeño, viéndolo de su padre y de su madre, que hay que seguir tus pensamientos, y si él pensaba ??él me entorpece? él lo mataba. Respecto a la pregunta de si en diferentes lugares se portaba de diferente manera creo que sí, o así lo he entendido yo, el tuvo la vida violenta y mala de las puertas de su casa para adentro; de las puertas hacia fuera, era una vida de lo más normal, siempre y cuando no se le pusiese alguien por delante.
    Tal vez, por eso, es justificable siguiendo contestando a la pregunta inicial, porque él es malo donde con él fueron malos y toda persona tiene en su conciencia y en su forma de ser algo de venganza y rencor.
    Resumiendo, a mi la novela no me ha parecido la más acertada, a mí sinceramente las tramas me resultaban muy reliadas y una historia muy sangrienta y violenta. También es cierto que la forma en la que cuenta la novela me gusta, especie de diario, porque así se te hace más amena la novela y no te pesa tanto.

  23. a 26 de mayo de 2008 a las 11:02 pmJuan Manuel Maldonado Colorado

    Esta brillante obra de Pascual Duarte ha sido uno de los libros que me ha dejado un sabor “agridulce”, en el sentido, de que una vez terminada la novela, te quedas pensando en el protagonista, la evolución que ha tenido, sus errores, sus virtudes… (muy pocas).
    Ya de pequeño no tuvo una vida fácil, su madre era alcoholica y su padre también tenia graves problemas, hablo de un niño pequeño que ha estado condicionado desde muy chico por la violencia, al sentirse humillado y despreciado desde la infancia.
    ¿ Cómo desean que ese niño sea de mayor ? Desde mi punto de vista, las personas no nacen, se hacen; aunque siempre tenemos la opción de escoger, somos libres de nuestros actos haciéndonos responsables de los actos que nos puedan posteriormente repercutir.
    No obstante, no pienso que Pascual haya sido un hombre malo por naturaleza, ha sido un hombre condicionado por una serie de factores hasta la edad adulta.
    Pero Pascual Duarte sigue adelante con su vida, la mala fortuna se encuentra con él a lo largo de la novela haciendo saltar en varias ocasiones lo que se encontraba dentro, la ira; una ira que causó la muerte del “Estirao” y la de su propia madre. Esta es una novela de fácil lectura aunque el autor la ha distribuido de forma que aparecen saltos en la vida del personaje, para darle mas emoción e intriga a la novela, un recurso que sin duda alguna se agradece.

  24. a 19 de noviembre de 2008 a las 12:18 amla barby

    holaaaaaaaaaa el libro me gusto pero a que peresa leer

  25. a 23 de noviembre de 2008 a las 3:24 pmRosalía Cascos Núñez 2ºbach A

    En mi opinión, la novela de Pascual es muy amena y fácil de leer. Es un tanto dura, ya que la vida que ha seguido Pascual desde muy pequeño ha sido con mucha violencia. No recibió mucho cariño de sus padres, algo que tuvo que ser para él muy difícil, en cambio cuando nació Rosario, su hermana pequeña a la cual quiere muchísimo, su padre le aportó todo su cariño algo que resultó para Pascual “raro”. Ese poco cariño que obtuvo en su niñez, el maltrato que recibía por parte de su padre tanto él como su madre y otras muchas cosas más, hizo que Pascual se convirtiera en una persona que lo resuelve todo con violencia, algo que puedo comprender y no creo que haya sido totalmente su culpa. Por ejemplo, cuando mató a su madre, después de haber pasado tantos momentos desagradables por su parte, le fue muy difícil, no era capaz de hacerlo. Yo pensaba que no lo iba a hacer.
    En definitiva, este libro nos puede llevar a entender situaciones parecidas en la vida real.
    Para concluir, diré que ha sido un gusto leer este libro y me animó a leer más libros de este tipo.

  26. a 27 de noviembre de 2008 a las 12:03 amAurora Luque

    Este libro ha resultado bastante más fácil de leer que el anterior, ya no sólo porque es más corto, sino que la historia es más interesante, y aunque está lleno de desgracias no son tantas como las que se pudieron ver en el primer libro. Como ocurrió con éste, sólo con el comienzo, algo trágico, podemos adivinar cómo va a acabar el libro, igual de negativo. Me ha gustado mucho su lectura, que ha sido rápida (es más, me lo leí en un día prácticamente entero). Pero hay cosas que simplemente no me cuadran. Me estoy refiriendo, por ejemplo, al tema de la violencia de Pascual. Vamos a ver, hay muchas personas que se crían en un ambiente malo, de delincuencia, con familias que no los quieren o, incluso, sin familia. Sin embargo, muchas de estas personas no tienen el comportamiento que muestra aquí el protagonista: saben controlar sus impulsos, no responden a todo con malas interpretaciones, tienen una infancia más o menos feliz (dentro de lo que cabe, porque si no tienes familia, o tu familia no está pendiente de ti, es normal que sea más difícil conseguirlo) y más adelante, cuando ya son adultos y tienen sus propias vidas, son también felices. Y me pregunto el porqué de esa conducta de Pascual. Yo no le echo para nada la culpa a los genes, ya que los genes no te perfilan el carácter psíquico, sino más que nada el físico, y menos aún al ambiente. Puede haber gente que se críe con padres que les peguen y, luego, cuando ellos son padres, no imitan la conducta de su padre, porque si a ellos les hizo sufrir su agresividad, no quieren que sus hijos vivan lo mismo.
    A pesar de que para mí el ambiente no es un factor importante, parece que para Cela a la hora de escribir esta obra sí se lo pareció, ya que en la obra se ven muchas diferentes conductas según el lugar en el que se encuentre Pascual, que es otra cosa que no consigo entender: si él es tan violento, y reacciona con tanta agresividad a la más mínima, cómo puede ser que después de matar al Estirao en la cárcel se portara tan bien. Yo creo que durante tres años de cárcel al menos una persona se te pone por delante y se te enfrenta. A cualquiera le puede hacer retroceder, pero se supone que a Pascual no, entonces ¿qué es lo que ocurre: que nadie se atreve a enfrentársele, o que aunque lo hagan se contiene? Y si es este segundo caso, ¿por qué lo hace? No sé si alguien lo verá como yo, pero esta es mi opinión.
    Por último, con respecto a la absolución de Pascual, yo estoy de acuerdo en parte. Desde el punto de vista moral, parece que él realmente no quiere cometer esos crímenes, o que al menos se arrepiente; por esto, en cierto modo parece merecer un cierto perdón. Sin embargo, este perdón debería haberse aplicado en el caso de su muerte, es decir, no haberlo matado. Es uno de los defectos que tiene la pena de muerte, y es que cuando se pierde a las personas totalmente, no se las puede volver a recuperar, por mucho que uno se arrepienta. Entonces, la absolución que yo le daría sería más terrenal, por así decirla: le perdonaría la vida pero le condenaría a cadena perpetua. Lo veo así porque él mismo admite al recordar la primera vez que estuvo en la cárcel, que no deberían haberlo soltado, ya que volvería a recaer, y así fue. Al contrario que mi compañera, tras relatar su primera estancia en la cárcel, y los anteriores acontecimientos que lo hicieron odiar a su madre, estaba segura de que al final la mataba. Es en esa parte cuando más aparece el arrepentimiento de Pascual, al dudar si la mataba, por lo que sabemos que él, en el fondo no tenía mala intención, sólo se dejaba llevar por sus impulsos. Por este motivo, pienso que debía estar en la cárcel, y no en libertad, pero tampoco muerto.
    En conclusión, el libro merece realmente la pena leerlo; resulta fácil, no tiene muchos términos complicados y, los que aparecen, pueden definirse por el contexto. La historia me ha gustado mucho y espero que el próximo libro sea igual de entretenido, o más.

  27. a 27 de noviembre de 2008 a las 4:42 pmPatricia Arévalo

    El libro me ha gustado bastante, porque me ha enganchado a su lectura desde el principio. En las primeras páginas ya sabes que el protagonista está condenado a prisión y a lo largo de la novela intenta dar una justificación de por qué ha cometido todos los crímenes de su vida que, por cierto, los cuenta muy detalladamente.
    Pascual, el protagonista, es un hombre muy impulsivo y agresivo, pero pienso que es por todas las cosas malas que le han ocurrido en el pasado y por la educación que ha recibido que no era muy buena.
    Ha habido crímenes de Pascual que pienso que muchas personas hubieran hecho lo mismo que él, por ejemplo cuando ocurre lo del aborto de su mujer, por una parte entiendo que la yegua no tenia por qué pagar y que él también podia haber acompañado a su mujer a casa y a lo mejor no le hubiera ocurrido nada a su hijo, pero por otra parte la pérdida de un hijo tiene que ser muy dolorosa.

    Lo único que no me ha gustado del libro es que habia hechos importantes que ya presentías mucho antes de que ocurrieran, claro que a lo mejor eso hace que sigas con más ganas la lectura.
    Como es normal, ha habido partes del libro que me han gustado mucho y otras que no tanto pero en resumen, me ha parecido una buena lectura.

  28. a 27 de noviembre de 2008 a las 7:56 pmJose M. Bogi

    En principio, la novela tremendista de ??La Familia de Pascual Duarte? presenta una impactante descripción objetiva sobre la España de principio del siglo XX. Nuestro protagonista, Pascual, nace en un ambiente rural y pobre que le da un carácter instintivo, el cual le provoca tales desgracias. Más que la genética de sus padres, el influyente esencial de su actitud fue la educación implantada al mismo: peleas, insultos, desgracias,? todo ello sumado a un padre que se dedicaba al contrabando y a beber y a una madre ignorante. Esta falta de educación, sumada a un abandono escolar con 12 años, hace que Pascual no desarrolle una razón con la que controlar su ira o furia y , de esta forma, provoca todos eso encuentros y le lleva a la cárcel, a escaparse a Galicia,?

    En cuanto a las taras sociales de aquella época son representadas en esta obra. No obstante, algunas se ven rodeadas de circunloquios sin aclarar, de forma convincente, el tema: es el caso de la prostitución de su querida hermana.

    Por otro lado, las herencias genéticas se ven presentes en el hermano y, según él, en si mismo, de lo que no estoy totalmente acuerdo porque la herencia genética no es la causa de su comportamiento. En relación con su hermano, podemos decir que es un aspecto negativo para Pascual ya que cuando su mujer lo menciona o lo asemeja a Pascual, este le descontenta tal descripción.

    Pascual remite en las primeras líneas del primer capítulo su inocencia, desde el punto moral, ?? yo no soy malo ?? y, de esta forma, recopila sus memorias como forma de salvar su alma, de que sea perdonado. No obstante, todas las barbaridades que ha realizado no tienen inocencia ni tampoco pueden ser perdonadas. Sobre todo, por volver a reincidir en ellas, como en el caso de asesinato de la madre tras su previa estancia en la cárcel por haber matado al ??Estirado?. Debido a ello, Pascual no debería ser absuelto al pueblo ya que no rige y respeta las normas, y no solo eso, sino que está incapacitado para llevar a cabo una vida normal sin tener malas consecuencias, es incapaz de controlar su furia la que le hace actuar instintivamente, como un animal.

    También puede entenderse este personaje como un modelo de ser que no se debe seguir o, lo que es lo mismo, se debe evitar.

    Pero en esta obra no sólo se halla Pascual, también se encuentra sus dos mujeres, las cuales no le satisfacen del todo y tiende a escapar; la señora Engracia que sin ella las desgracias hubieran sido mayores ya que era la asistenta de la familia de Pascual; ? y por último, la madre, es uno de los personajes más influyentes de la conducta de Pascual, es ella la principal cause de ira y odio. No obstante, antes del asesinato por nuestro personaje de su madre, duda de si matarla, razón de que en el fondo si sentía aprecio.

    En general, es una obra espléndida, a pesar de tener un contenido breve, y dotada de un lenguaje simple, sin muchas ataduras. Sin embargo, es bastante trágica y su descripción sobre lo tremendo causa momentos impactantes y, en cierta parte, desagradables. Como por ejemplo, el caso de la yegua.

  29. a 29 de noviembre de 2008 a las 6:38 pmCecilia Alcalá Vivas 2º Bach.A

    Simplemente, fascinante. Me ha encantado, es una novela muy amena, con un vocabulario familiar para mí, y con un toque de intriga. Lo que más me ha gustado es que conforme iba leyendo, en determinados momentos, se podía predecir lo que iba a ocurrir y eso me parece muy interesante. Por ejemplo, cuando el protagonista, Pascual, mató a su perrilla Chispa, antes de que ocurriera el hecho en sí, intuí que pasaría. No sé si a algunos de mis compañeros les habrá pasado, pero es realmente curioso.

    Centrándome en el protagonista, Pascual no ha tenido una infancia maravillosa, como hemos podido comprobar. Su padre un alcohólico violento y su madre ??otra que tal baila? colaboraron en gran parte en el carácter violento, ??chulesco? y mal pensado de Pascual. De todas formas, estos dos factores (el padre y la madre), no han sido los totales culpables del carácter de su hijo. Sino que pienso que lo que hace que una persona sea relativamente ??mala? o ??buena?, debe estar condicionada por algo más.

    Me atrevo a decir que podría ser obra del destino. Que en el momento en el que se concibe el hijo, ya está predestinado a tener un carácter concreto. Gracias a los padres y al entorno en el que se educa el niño, éste ira completándose o modificándose, pero que al fin y al cabo el carácter primario permanece.

    Por esto, pienso que los padres tienen culpa pero no toda. Porque por ejemplo, yo conocí hace años una familia estupenda, en la que sus tres hijos se habían criado con una buena educación y en un ambiente social muy alto. Y sin embargo, uno de los hijos, se vio envuelto en el mundo de la delincuencia, el alcohol, las drogas y las mujeres. ¿Por qué ocurre esto?, ¿En este caso se debe plantear a los padres como culpables? Pienso que no. Con esto sostengo en cierto modo mi hipótesis nombrada con anterioridad.

    Sinceramente jamás absolvería moralmente a Pascual, porque es que no tienen ninguna justificación. Al final ha escogido parecerse a sus progenitores y eso solo lo ha decidido él. Para mí esto ha sido una forma de no luchar contra su destino. Aunque es cierto que, en diversas ocasiones, se ha parado a pensar y en ese momento evitó muertes. Pero son casos muy aislados, como por ejemplo en el primer encuentro con el ??Estirao?. ?l piensa en matarlo, pero no lo hace, no porque no quiera, simplemente, porque no cree que estén en las mismas condiciones, ya que él llevaba una escopeta y el ??Estirao? nada.

    Rotundamente se merecía la cárcel pero no la muerte. Y menos una muerte tan dolorosa.
    Sin duda, ??La familia de Pascual Duarte? es mi novela preferida de las que llevamos leídas y espero que con las siguientes me introduzca tanto ellas como con ésta.

    Besos

  30. a 30 de noviembre de 2008 a las 1:58 pmTeresa Baena

    ??La familia de Pascual Duarte? es un libro que me ha impresionado sobre todo por su crudeza, y aunque yo suelo posicionarme fácilmente de un lado en cualquier novela que lea, ésta me ha hecho sentir confusa, y quizás ahora, que ya la he leído por completo, aún no puedo decidir, por así decirlo, de que lado estoy.

    Algunas veces, he tenido que cerrar el libro, negándome a leer más, por la dureza de todo lo que se cuenta en él, pero aun así, he sentido compasión por Pascual.

    La vida del protagonista gira en torno a la desgracia, desde su más tierna infancia padece maltratos físicos y psicológicos, y eso le afectó muchísimo cuando alcanzó la madurez.
    Una parte que me impresionó mucho fue la muerte de su padre, la cual me transmitió un sufrimiento intenso por parte de éste, que aunque hubiera actuado mal, no merecía ese final, y una actitud frívola y distante de la madre, y pienso que este fue un hecho importante que condicionó la actitud de Pascual, y le hizo valorar la vida de las personas muy por debajo de lo que merecen.

    Otro hecho que se puede destacar fue cuando mató a su perra, pienso que fue un sentimiento de miedo, él sentía que el animal estaba juzgando todo lo que él había hecho, y debido al arrepentimiento que sentía, se dejó llevar por sus impulsos, que le llevaron a cometer otro de esos actos que le conducirían a su final. Y hay muchos más temas que se podían tratar, como la desgraciada vida de su hermano Mario, de su hermana Rosario, el asesinato de su madre?etc. pero yo me voy a centrar en el protagonista, Pascual.

    En una parte del libro, cuando él ya estaba en la cárcel, llamó a un cura para confesarse, y ahí se demuestra ese arrepentimiento, esa falta de afecto, la necesidad de sentirse querido, el simple hecho de un beso en la frente, el contacto con la mano, le hizo sentir un sentimiento de afecto que anhelaba.

    Pascual no era malo, como bien dice en su carta, él no era malo? se arrepintió de todo lo que hizo, escribió su vida para servir de ejemplo a no seguir para los demás, escribió para encontrar el perdón, como una búsqueda desesperada de alguien que lo entendiera, que se compadeciera de él, que no le juzgara mal?porque él no era malo, solo un conjunto de hechos le habían empujado a actuar de esa manera, había algo en su interior que lo impulsaba, pero también existía en él esa parte bondadosa, tierna, que en ciertas ocasiones mostró, yo soy una de esas personas que han intentado comprenderle, y no quiere decir que justifique sus actos, que es algo imposible, se equivocó, pero por mucho mal que hiciera, no merecía una muerte tan cruel.

  31. a 30 de noviembre de 2008 a las 2:12 pm?scar Pérez Martín 2º Bach A

    El libro de Camilo José Cela, ??La familia de Pascual Duarte?, me ha parecido muy ameno y fácil de leer e interesante, aunque, como muchos de mis compañeros dicen, tiene momentos impactantes que pueden resultar desagradables, ya que el autor los describe con muchos detalles, como es el caso de la yegua. También, este libro me ha resultado mucho más fácil de leer, ya que el lenguaje empleado por el autor es muy sencillo, y como bien ha dicho mi compañera, los términos que no se saben, son fáciles de sacar por el contexto.
    Aprovechando la mención del caso de la yegua, estoy totalmente en desacuerdo en que por el hecho de que la mujer abortara porque se cayó de la yegua, Pascual la matase. La yegua no tenía culpa de nada y no había razón alguna para que ocurriera esto. También pienso esto para los demás casos que aparecen en el libro: la muerte de Chispa, su perra, a la cual mata porque piensa, o eso creo yo, que le juzga por todo lo que ha hecho; el enfrentamiento en el bar con el hombre que dice cosas acerca de su vida para hacer reír a los presentes, cosa que a Pascual no le hace gracia y termina apuñalándole con su navaja; muerte de ??el Estirado?, a quien mata por dejar embarazada a su mujer, la cual muere por el hijo que espera, durante su huida del pueblo; y finalmente, su madre. Pienso que ninguno de los que murieron en sus manos, merecía la muerte por mucha rabia que sintiera hacia ellos. Pero hay que entender que Pascual lleva a cabo estas muertes por no poder controlar su furia, la cual le hace actuar como un animal, por instintos.
    Centrándome ahora en la actitud del protagonista, al igual, que algunos de mis compañeros, pienso que la actitud violenta de Pascual se debe a la vida que tuvo cuando era pequeño. El hecho de tener un padre que se emborracha cada vez por tres, y que cuando lo hace, te pega a ti y a tu madre; que no te den nada de cariño cuando eres pequeño o no obtener ningún tipo de educación, cosas que son muy importantes durante esta etapa; vivir continuamente en un ambiente de peleas y gritos; y un largo etcétera, creo que son motivos para entender en cierto modo la actitud de dicho personaje. Pero por otra parte, no creo que por este tipo de cosas una persona desarrolle tal violencia y lleve a cabo semejantes locuras, refiriéndome con esto a las muertes causadas por Pascual.
    Algo que me llamó mucho la atención en este libro, fue el cambio del padre con el nacimiento de Rosario. ¿Por qué la presencia de Rosario hace que el padre se ablande? Es algo que no llegué ni llego a comprender del todo.
    Aprovechando esto, recuerdo que en clase se dijo que un ejemplo de que la violencia de Pascual no era por culpa del ambiente durante su niñez es Rosario. Yo creo que no podemos ponerlo como ejemplo ya que si no recuerdo mal, Rosario nunca estuvo expuesta a las peleas, a los gritos ni recibió ningún tipo de golpe por parte de su padre. Rosario vivió en otro ambiente, muy diferente al de Pascual. Cuando ella estaba en casa, todo marcha como si nada y sin problemas, ella era como la reina de la casa. Pero cuando no estaba, el padre volvía a ser el mismo y ocurría lo de siempre. Por ello, era normal que Rosario fuera diferente a Pascual y no tuviera su carácter.
    En cuanto a la pregunta que planteas, Matías, de si absolvemos a Pascual Duarte, yo estoy de acuerdo solo en parte. No estoy a favor por supuesto de que le hayan matado en la cárcel, pero tampoco lo estoy de que le dejaran suelto por el pueblo de nuevo. Yo pienso que deberían haberle dejado un tiempo en la cárcel, pero jamás, haberle matado.
    Concluyendo, desde mi punto de vista, creo que el libro merece la pena leerlo, es corto y se lee rápido. La historia es muy interesante, a pesar de que es un pelín trágica.

  32. a 30 de noviembre de 2008 a las 10:00 pmSergio Alvarez Garcia

    La novela me parece bastante más entretenida que la anterior, tiene algo que a mí me atrajo y me concentro en la lectura, no me ha aburrido y me ha mantenido casi toda la novela concentrado, por eso, la veo mejor que la anterior en la que me aburría bastante y no me tenía muy concentrado en ella. Con esta novela, me he entretenido mucho y me he divertido a la vez.

    La violencia que muestra Pascual a lo largo de la novela te desconcierta bastante, porque es un poco raro lo que pasa, y además con el continuo retroceso en el tiempo, las acciones se te hacen un poco difíciles de situar en el tiempo. Pero, a pesar de eso, yo pienso que es una buena novela.
    Por otro lado, entiendo la violencia de Pascual porque es lo que le han enseñado desde chico y es lo que ha visto desde que nació. De todas maneras, la violencia que muestra yo personalmente no la veo bien y creo que es un poco excesiva, pero por otro lado hace más emocionante la novela. Además, la forma con la que describe las situaciones y los actos, sobre todo los de violencia, es para mí una característica de la novela que creo que hay que resaltar, y que el autor hace con gran precisión y que al lector lo atrae, y lo hace meterse en la situación en la que sucede la acción.

    Otro aspecto de la novela que yo resalto es la violencia que hay dentro de la familia y que, por desgracia, en muchas familias sucede y suelen tener un final bastante trágico.
    Con respecto a la absolución de Pascual, he de decir que yo estoy de acuerdo con que sea matado, porque, aunque él muestre arrepentimiento, lo que ha hecho, hecho está y no tiene vuelta atrás, y él es el culpable de sus actos, porque aunque algunos actos tienen “justificación”, pero un ser humano no puede quitarle la vida a otro por tener una forma de ser o por haber tenido una educación un poco violenta.
    Pero por otro lado, también pienso que si esa fuera nuestra situación, que le hicieran daño a un ser querido, etc., no sé de qué forma yo reaccionaría.
    Mí conclusión es que la novela ha sido bastante entretenida, bonita de leer y de la que se pueden aprender muchas cosas y darte cuenta de la forma que viven otras personas.

  33. a 1 de diciembre de 2008 a las 4:54 pmAlfredo Muñoz González

    ??La familia de Pascual Duarte? me ha parecido una novela bastante fácil de leer y comprender, ya que el autor utiliza un lenguaje sencillo. También me ha parecido bastante impactante en algunos momentos, por ejemplo, cuando mata al perro.
    Yo creo que Pascual no es malo, lo que pasa es que se ha visto influenciado por las continuas peleas que su padre y su madre tenían. También resaltar que la madre sufría problemas con el alcohol. Todo estos comportamientos influyen en la conducta de Pascual de manera indirecta pues, él intentaba muchas veces controlarse pero, siempre le acababan sacando de quicio.
    Con respecto a la pregunta planteada de si deberíamos absolver a Pascual Duarte o no, no me encuentro ni a favor ni en contra. Sí es verdad que Pascual pudo verse influenciado por los ambientes que le rodeaban, pero no menos cierto es que los crímenes fue Pascual quién los cometió y debería pagar por ello.
    Una última observación qué me gustaría hacer es, que yo creo que Pascual una vez que comete los crímenes es como si se quitara un peso de encima y empezara a partir de ese momento una vida nueva.

  34. a 1 de diciembre de 2008 a las 7:25 pmTania Morato

    Este libro me ha gustado mucho, su contenido es bastante asequible, ya que no tiene palabras que a veces su siginificado nos parezca raro. A medida que he ido leyendo, me ha gustado más y por esto la lectura ha sido más amena.

    Bueno, me centro en la actitud de Pascual Duarte. Me parece que este personaje tiene una actitud en relación con lo que él ha vivido en su casa, es decir, su comportamiento tiene mucho que ver con su estado de ánimo y lo vivido dentro de su familia. La forma de ser de sus padres desde que él era muy pequeño han podido influirle, y por esto Pascual en ocasiones se comportaba distinto, pasaba de un estado normal a volverse como loco (como cuando mata a su perra). Pero no me voy a enrrollar contando la novela puesto que esto no viene al caso, tan solo quería justificar eso.

    Pienso que Cela con su obra quiere dar a entender que Pascual está arrepentido de todo el mal que ha hecho y por eso cuando está en la cárcel intenta reflexionar y darse cuenta de todo lo malo que ha realizado en su vida. Pascual escribe esta carta hacia Joaquín Barrera para sentir que alguien le escucha.

    En fin, esta obra me ha parecido muy interesante y me ha gustado bastante, ya que no he tenido problema a la hora de leerla. Me ha gustado ver una vida diferente a la que normalmente estamos acostumbrados y por eso me han enganchado tanto los hechos que realiza Pascual Duarte, aunque tiene un final un tanto exagerado en relación con todo lo sucedido en la obra. Me hubiera gustado que acabara con más felicidad(jeje).

  35. a 2 de diciembre de 2008 a las 4:07 pmRafael López Medina 2º bachillerato

    Este libro, en mi opinión, para ser un libro de lectura obligatoria, no estuvo mal del todo. Hay que destacar su vocabulario sencillo, aunque, por otro lado, la historia va pegando saltos, es decir, el autor escribe lo primero que se le ocurre, sin seguir un orden de los hechos, lo cual, te puede perder en un principio.
    Con respecto al personaje, quizás, yo hubiera hecho lo mismo que él, debido a que tuvo una mala infancia y casi sin aprendizaje, lo que lo convierte en una persona un tanto vulgar. Con respecto a sus ataques de brutalidad, desde mi punto de vista, son algo descabellados, ya que al menos yo trato a los animales como seres humanos, aunque a Pascual le diera igual si fuera un animal o una persona.
    Para terminar, quiero decir que para mí, es un libro tiene una gran moraleja, te enseña las cosas que no se deben de hacer en la vida, ya que te cuenta todo lo que le ocurre.
    La obra al final, terminó por engancharme, ya que no es la típica obra en la que todo sucede igual, es diferente.

  36. a 3 de diciembre de 2008 a las 6:31 pmAntonio Morales

    Sin duda, la vida que ha llevado Pascual y su horrible familia ha dado lugar a que se cree un monstruo. Unos padres maltratadores que se odian mutuamente, el abandono de los estudios a temprana edad, etc. Todos estos factores influyeron en Pascual, condicionaron a Pascual en la violencia, además, de una serie de catastróficas desdichas, como la inhumana muerte de su padre, el estado lamentable y posterior muerte de su hermano Mario, el aborto de su mujer, la muerte de su hijo al primer mes, la prostitución de su hermana, etc.

    Aún así, Pascual se mantenía la mayor parte sereno pero llega unos momentos en los que uno tiene que explotar, y lo comprendo.

    Pascual siente una gran calma cuando ve por primera vez el mar, y extrañamente el olor de la carne muerta le produce tranquilidad, algo que me es inquietante.

    Camilo José Cela refleja con precisión la sociedad corrupta de la época, y de cómo los valores morales no se dan en un pueblo que aparentemente parecía humilde y que, sin embargo, ha resultado ser un lugar de una brutalidad y salvajismo propio de la Edad de Piedra.

    Moralmente no tiene justificación lo que ha hecho Pascual, por mucho que se lo mereciese el Estirao y la madre, sin embargo, yo lo absuelvo hasta por lo menos cadena perpetua, porque él no era mala persona, como bien dice, creo que pocos de nosotros hubiéramos aguantado lo que ha aguantado Pascual.

  37. a 3 de diciembre de 2008 a las 7:49 pmDiego Priego

    En primer lugar, quiero comenzar preguntándome ¿Cuáles son los factores que influyen en el carácter o la forma de ser de una persona? Podemos recurrir a la filosofía, y encontramos por ejemplo en José Ortega y Gasset la frase ??yo soy yo y mis circunstancias?, pero ¿a qué circunstancias debemos atenernos? Solo y exclusivamente a las circunstancias sociales, es decir de lo que nos rodea (la familia, la escuela, la época y la clase social en la que nacemos?), o también a las circunstancias físicas (genes) que nos hacen por ejemplo tener una estructura cerebral o una determinada altura o condición física, etc…
    En mi opinión, que tan solo es la opinión de un adolescente y que creo que tampoco se pueda tener demasiado en cuenta ya que la escasez de conocimientos no me permite argumentar mi opinión como me gustaría; pero este no es el tema. El tema es que a mi parecer lo que nos determina a ser de una forma o de otra es algo muy complejo, del que lo único que sabemos es que está condicionado por una serie de factores pero no sabemos cuáles son todos esos factores. Desde mi punto de vista (que por supuesto seguro que tiene que con mi forma de ser), la cuestión de los genes sí es algo que influye pero muy poco, ya que para mí lo más importante es la educación que se recibe en la infancia, ya que en esa edad los niños son como esponjas que captan ideas, y esas ideas es como si se quedasen grabadas con fuego, y que si no algo o alguien que nos muestre que esa idea está equivocada, comenzaremos a actuar de esa manera. Es decir, si por ejemplo en el tema del maltrato a la mujer, todo el mundo lo viese razonable y lo justificase y desde pequeño te dicen que eso está bien, jamás se llegaría a descubrir la verdadera, valga la redundancia, verdad. Pero por suerte los seres humanos no somos iguales y no todos pensamos igual y podemos confrontar opiniones y así optar por una opción o por otra.
    Por tanto, yo si justificaría las acciones de Pascual, cosa bien distinta es que lo perdonase. En mi opinión, todo lo que él hace, lo hace porque es lo único que ha visto siempre, violencia. Sin embargo hay algo dentro de él que le dice que todo eso está mal pero el mismo en incapaz de controlarse. Por tanto, lo único que se debería hacer con Pascual es reeducarlo correctamente y ver si consigue controlar sus impulsos primarios y si no lo consigue dejarlo en cadena perpetua, ya que al parecer él durante en su estancia en la cárcel parece reconocer que controlaba sus impulsos.
    En conclusión, como ya he dicho no puedo argumentar mi opinión como debiera, pero moralmente si absolvería a Pascual y le concedería el ??perdón?.

  38. a 4 de diciembre de 2008 a las 10:30 pmCristina Jiménez Clavero 2º Bach B

    El libro de ??La familia de Pascual Duarte? me ha parecido más fácil de comprender y más ameno que ??El árbol de la ciencia?, puesto que éste último tiene un nivel léxico bastante difícil. Hay muchos aspectos del libro que me han llamado la atención, como el trato hacia sus padres, el que sus padres se tienen entre ellos?Pienso que Pascual es una persona tan agresiva porque en realidad es lo que ha ido viviendo a lo largo de su vida.
    En la novela, las peleas que tienen los padres delante de Pascual me parecen tremendas, y leyendo eso, comprendo que Pascual vea la violencia como una cosa normal. Pascual se conformaba con lo que tenía, pero debido a la mala vida, empezaba a notarse su personalidad violenta, y la falta de cariño hacia sus padres.
    Al nacer Rosario, el padre y la madre se tranquilizaron un poco.
    Una parte del libro que todavía no he comprendido bien es la parte en la que nace Mario. A su muerte, su propia madre no lloró y fue cuando Pascual comenzó a odiarla, postura que entiendo también perfectamente porque es algo muy duro ver como muere un hermano tuyo y que su propia madre no sienta ni un poco de lástima. Al igual que entiendo el comportamiento agresivo de Pascual en algunas ocasiones, en otros momentos no. El dolor que siente al enterase del aborto de Lola es muy grande pero aun así la reacción violenta que tiene de darle tantas puñaladas no es de una persona cuerda. Aunque se crezca con violencia, lo que nos diferencia a los humanos de los animales es el saber contener los impulsos y pensar las cosas antes de hacerlas y no actuando por los impulsos, y esto en Pascual es algo que no se ve.
    Otra cosa que no entiendo es como una persona puede odiar tanto a otra y amar mucho a una persona, por ejemplo en el caso de odiar tanto a su madre como para matarla y querer tanto a su hermana Rosario. Son sentimientos contradictorios y que una persona que siente amor no comprendo como puede tener tanto odio.
    Por último decir que en cuanto a la absolución de Pascual que no estoy de acuerdo con la pena de muerte. En el libro se ve que está muy arrepentido de lo que ha hecho. Yo en vez de aplicarle la pena de muerte, lo dejaría en prisión por el resto de su vida para que reflexionase sobre todas las vidas que ha quitado. La muerte es una solución fácil a todos los problemas y una persona lo pasaría peor pensando cada día de su vida los errores que ha cometido y por lo que está ahí que si se le quita la vida, pues así se solucionan todos sus problemas de conciencia.
    Es un libro muy fácil de leer y recomiendo que lo lea todo el mundo que quiera porque te hace reflexionar sobre muchos temas de la vida.

  39. a 5 de diciembre de 2008 a las 4:14 pmAna Alarcón

    La obra “La familia de Pascual Duarte” pienso que es más entretenida que la anterior “El árbol de la ciencia”, ya que ocurren en poco tiempo muchas más acciones y no se hace tan pesada, ya que no detalla tanto.

    En primer lugar, me gustaría hablar sobre el tan comentado carácter que tenía el protagonista, Pascual , su comportamiento es propio de un niño que ha vivido su enfancia entre discusiones, peleas y malos actos… pero ¿es todo que un niño se comporte de tal manera viviendo en un ambiente así?, yo pienso que también influyen otros factores, como el carácter que tenga aquella persona, ya que unas personas son más tranquilas que otras y tienen más impulsos repentinos que otras.
    Con esto, quiero decir que no solo existen niños violentos que se han criado en hogares que han tenido un mal ambiente sino también hay niños que son violentos y han vivido en un ambiente tranquilo y de educacción.
    Su carácter me parece que es un poco radical, ya que aunque ha vivido en ese ambiente malo no debería estar ligado tanto con sus impulsos, ya que con esos impulsos más bien parece propio de ser de un animal que de una persona.
    Sus asesinatos pienso que son injustificados, aunque haya tenido esos problemas en la infancia, ya que no solo lo hace una vez si no varias veces.

    Otro dato que me gustaría destacar es el comportamiento de su madre ya que con la muerte de Mario se comporta de una forma que ninguna madre en el mundo lo haría.

  40. a 5 de diciembre de 2008 a las 6:18 pmYolanda Rodríguez Villagraz

    El libro de “La familia de Pascual Duarte” de Camilo José Cela me ha parecido un tanto impactante, para mí hubo un momento de confusión en el cual no sabía si posicionarme de parte de Pascual o no.
    A pesar de esto, el libro me ha resultado muy fácil de leer, y debo afirmar que me ha gustado bastante, sobre todo por la intriga, ¿Qué pasará?, que me tentaba a continuar con la lectura.
    Centrándome en la historia, se puede observar que el protagonista, Pascual Duarte, desde pequeño se encuentra rodeado de una familia en la cual predominan el maltrato, las voces, las borracheras del padre, etc., y dichas condiciones creo que han influido demasiado en la conducta de Pascual, aunque no creo que por esto se deban justificar sus acciones, ya que hay mucha gente que vive en estas condiciones y no llegan a unas situaciones tan extremas, también puede entenderse por el carácter del protagonista, pero está claro que se deja llevar demasiado por los impulsos, además creo que la rabia que siente por cada una de las disputas le puede llevar a la siguiente ya que por ejemplo cuando mata a la yegua viene de haber matado a uno de sus amigos y no está en buenas condiciones.
    Por otro lado, Pascual escribe su vida con tal de que la gente le entienda y poder así justificar sus acciones y encontrar el perdón, sin embargo, hay una cosa que me llama la atención, él busca que sus acciones sean perdonadas, sin embargo, él en ningún momento piensa, ni se plantea en perdonar a ninguna de sus víctimas, todo lo arregla matando y matando.
    Una de las partes que más me llamó la atención es el momento en el que Pascual mata a su perra, pienso que lo hace porque él siente que le está juzgando y debido al arrepentimiento, se deja llevar por los impulsos (como dije anteriormente). También debo admitir que la vida parece que se le presenta demasiado dura, por ejemplo, podemos resaltar la actitud de su padre con él y con su hermana , es completamente distinta y también la reacción de la madre cuando se encuentra con su padre muerto, etc.
    En realidad, no sé como actuaría yo en su lugar, por eso creo que no lo puedo juzgar, pero lo que sí tengo claro es que no merece una muerte tan cruel, aunque no niego que merezca un largo castigo, ya que al fin y al cabo el sigue con vida mientras que sus víctimas no volverán a la vida nunca.

  41. a 6 de diciembre de 2008 a las 4:00 pmDavid Moyano

    En general, me ha gustado bastante esta novela, pero al contrario que al resto de la gente, no más que la de ”El árbol de la ciencia”. Es verdad que su léxico es más sencillo, pues hablamos de una novela más cercana a nuestros días; y que la acción transcurre más fluidamente, haciendola más entretenida, pero sinceramente, las decisiones del protagonista me resultan un quebradero de cabeza. Para mí, como bien dice Cela, cada paso que da Pascual Duarte es precisamente el equivocado, el que yo no hubiera dado. Esto hizo alejarme de la novela, y no entrar en ella, al no poder sentirme reflejado en el protagonista. Con esto, no hablo solo de las diversas situaciones agresivas que envuelven a Pascual, tales como los asesinatos de el Estirao y de su madre, pues no sé si en su situación habría actuado de la misma forma, sobre todo con el Estirao; sino del sacrificio del perro y de la yegua, supuestamente justificado por el dolor que sufría;del abandono de él a su familia, cuando decide irse hacia las Américas, y acaba en Madrid, y más trade en Galicia; e incluso del intento de asesinato a su mujer. Es todo un cúmulo de sucesos que me sugieren preguntas de las cuales no tengo respuestas.

    Sin embargo, sí que existe un argumento o una excusa para todo esto: su infancia. Es cierto que no creo que los genes modifiquen el carácter de cada uno, pero sí el comportamiento de su entorno, el que mantiene como modelo. Y ésto se ha podido ver a lo largo de la historia, pues en sociedades de ladrones, han surgido ladrones, en sociedades fascistas, han surgido fascistas, y en las machistas, más machistas. Y en una familia agresiva y no virtuosa, no podían formarse unos hijos que no fueran ni agresivos ni desvirtuosos.

    Y una idea muy parecida, reflejada por el autor en la novela, es una de las que más me gustan de ésta. Pascual, en el primer capítulo del libro, realiza una crítica a la condición social y a la vida que siguen estos individuos condicionados por su posicion, al decir que es injusto que al estar todos hechos del mismo material, que Dios nos haga caminar por senderos tan distintos, unos un camino fácil y otros uno más difícil. No con esas mismas palabras, pero muy cercanas a ellas, Cela muestra las diferencias que existen en nuestro mundo, no solo motivadas por condiciones económicas y sociales, sino también por las familiares. Y es que en este aspecto, es cierto que Pascual es una pobre víctima.

    Por el contrario, centrándome en la pregunta, no liberaría a Duarte, puesto que, aunque es verdad que siente arrepentimiento, no lo siente de matar, de quitar la vida a otra persona, sino de por ello no poder vivir como el resto de la gente. Y es esto lo que le hace reincidir. En cambio, estaría de acuerdo en que se le impusiera cadena perpetua, pero no pena de muerte, pues esta última no me parece una forma lógica de castigar a alguien.

    Saliéndome del tema, me hubiera gusta leerme la versión entera, pues me llena de curiosidad cuál fue el motivo por el cual Pascual asesina a Don Jesús González de la Riva (personaje que sale sólo puntualemnte en algunos fragmentos), y por qué este sonríe en el momento del asesinato. Es una información que engancha al lector y que aparece anterior al comienzo de la novela, y que no sacia al final de ésta.

    Pero en conclusión, me ha resultado bastante agradable poder leerlo y debatirlo, por muy poco aludido que me haya sentido con el libro.

  42. a 6 de diciembre de 2008 a las 6:19 pmFrancisco Romero

    La familia de Pascual Duarte es un tanto peculiar, con una madre que no se interesa nada más que por ella y odia prácticamente a todos la que la rodean, un padre maltratador, una hermana prostituta, un hermano, dos hijos y una mujer muerta, etc.
    Dada la influencia familiar no me extraña que Pascual acabe siendo un asesino.

    Particularmente el libro me ha gustado no solo porque el autor no ahorra detalle, sino también por la historia en sí. Me ha parecido muy bien la idea de contar la historia en primera persona a través de los papeles que fueron enviados a un hombre el cual murió y que después encontró otra persona que finalmente los publicó. Es un ejemplo de que una obra puede vivir mucho más que el autor.
    El hecho de contar la historia en primera persona hace que el lector se introduzca en la acción y sienta, como el protagonista, las mismas sensaciones, o al menos ese es mi caso.

    Pascual tras su educación, escasa, y los maltratos de su padre se convierte en un adolescente agresivo. Odia al ??novio? de su hermana hasta tal punto que llega a matarlo tras dejar embarazada a su mujer. Esta muere poco antes de este suceso (la muerte de su amante) debido al estrés que le produce darle la noticia a Pascual de quien es el padre de la criatura.

    La pena tras la muerte de su padre, su hermano y su segundo hijo hace que alimente el odio que siente también hacía su madre, a la cual también acaba matando.
    Su último y tercer crimen es el que lo lleva definitivamente a la cárcel donde lo ejecutan.

    El odio de Pascual y la desesperación por los acontecimientos se pueden observar en sucesos como el asesinato de su perra, el de la yegua o el de su huida a La Coruña.

    Comprendo el estado de ánimo de Pascual tras su vida, aunque eso no justifica los asesinatos. Yo no absolvería a Pascual Duarte.

  43. a 6 de diciembre de 2008 a las 10:04 pmCristina Modrego García

    Esta novela, trágica, me causa un conflicto interior al que no sé poner fin.

    Por una parte, entiendo la terrible actitud de Pascual al cometer los crímenes que comete como por ejemplo el de su madre, ya que él ha sido maltratado de pequeño y ha visto y vivido el maltrato, desde este punto de vista, se puede entender la actitud de Pascual, a lo largo de su vida, ya que su terrible infancia le ha podido dejar secuelas que al tiempo han tenido sus consecuencias. También la actitud de su madre con él , el desprecio con el que le trataba a él y su pobre hermano , fue creando poco a poco un odio de él hacia ella , hasta que después de acumularlo todo por dentro lo sacó de la peor forma posible: matándola.

    Por otra parte, yo conozco a personas que lo han pasado mal en su infancia y no por eso se comportan con los demás como se comportaron con ellos. También que el que tengas una infancia dura no significa ni justifica la actitud que tuvo Pascual, ya que tú, al tener una cierta edad, sabes lo bueno, lo malo, lo justo, lo injusto…, y puedes elegir por el camino de Pascual de venganza que sólo te llevará a un mal fin u optar por intentar borrar ese trágico pasado y empezar de nuevo.

    Después de exponer mis dos posturas u opiniones no sé por cuál decantarme: si entender y ponerme de parte de Pascual o totalmente en contra, Creó que no elegiré ni una ni otra y que simplemente guardaré en mi interior el recuerdo de un Pascual, maltratado, dolorido, “dulce” pero a la vez injusto, vengador e incomprensible.

  44. a 7 de diciembre de 2008 a las 1:41 pmMar Avila Estrella 2º Bach. A

    Matías éste es el comentario, el otro lo envié sin querer.

    El libro ??La familia de Pascual Duarte? me ha gustado más que ??El árbol de la ciencia?. Ha sido más fácil de leer y con un argumento, en mi opinión, más interesante. La tensión que se crea y que hace que no sepas cuándo se va a producir la próxima muerte, convierte la lectura en algo más ameno.

    La relación de Pascual con su familia creo que es la que definió su carácter. Tanta violencia hizo que sacara a relucir su lado más instintivo y que todo lo resolviera de la misma forma.

    Creo que es un poco exagerado cuando se describe el nacimiento de su hermano Mario, quien nace con una deformidad que hace que no pueda caminar ni hablar. Su padre lo maltrataba y su madre no hacía nada para remediarlo. Pascual sólo lo vio sonreír una vez. Su muerte no fue muy agradable, ya que se describen detalles escabrosos como que murió ahogado en una tinaja de aceite y que cuando lo sacaron de allí le colgaba un hilillo de dicha sustancia de la boca.

    Con el nacimiento de Rosario, el padre de Pascual se apaciguó un poco y la sola presencia de ella hacía que cesaran las discusiones. Era lo que se dice la reina de la casa.

    La escena del cementerio en la que Pascual y Lola dan rienda suelta a su pasión junto a la tumba de Mario me parece muy frívola. Creo que deberían haber tenido al menos un poco de respeto.
    Veo correcto que se casara con Lola al saber que estaba embarazada.Pero, cuando ella se cae de la yegua y pierde al niño, Pascual pierde los estribos y paga su enfado con el animal, al que mata a cuchillazos.

    Después de eso, Lola se quedó otra vez embarazada y esta vez todo fue bien hasta que, según ellos, un “mal aire” se llevó a Pascualillo. Pascual se derrumbó y no podía soportar que su hermana, su mujer y su madre estuvieran todo el día diciendo que los ángeles se habían llevado a su hijo. Por eso, fue por lo que Pascual intentó matar a su mujer, pero en el último instante se arrepintió y huyó.
    Cuando volvió, su mujer le demostró que lo seguía queriendo a pesar de que había intentado matarla, pero estaba embarazada del “Estirao” y, al confesárselo, murió. Por esta razón, Pascual fue a buscarlo y lo asesinó.

    Lo encerraron en la cárcel tres largos años por haber cometido ese crimen y, a su salida, su hermana Rosario le tenía preparada una novia, la Esperanza.Pascual se casó con ella y el día que mató a su madre ( que seguía con sus malas artes para amargarle la existencia a su hijo), Esperanza lo vio desde la puerta. Después de eso, lo volvieron a encerrar y lo condenaron a muerte. El método, garrote vil.
    Por una parte, pienso que los asesinatos que cometió Pascual los realizó porque el odio que sentía hacia esas personas era más fuerte que él y hacía que sacara su lado más instintivo y animal. Pero, por otra parte, si ha sido el autor de actos tan atroces, debe ser condenado, aunque lo haya hecho por culpa ( en parte ) de la tormentosa relación que mantuvo con su familia.

    Para finalizar, la muerte de la perra me pareció un poco extraña, porque la razón que da Pascual para matarla es que lo miraba mal, como recriminándole su actitud.

    En general este libro me ha gustado tanto por los hechos que cuenta como por la forma de narrarlos.

  45. a 7 de diciembre de 2008 a las 6:57 pmMª Dolores López Membrilla

    Para empezar, tengo que decir, que este libro me ha gustado mucho, quizás porque está cargado de sentimiento o por el realismo que se aprecia en él, no lo sé, el caso es que me ha parecido una lectura muy interesante.

    Una de las cosas que más me ha llamado la atención es la cantidad de detalles que se pueden observar en las descripciones, esto hace que uno se pueda sumergir totalmente en la novela, aunque hay algunos detalles que sería mejor suprimir, por su escabrosidad o por herir la sensibilidad de muchos.

    En esta novela el personaje principal, Pascual, no creo solo que intente absolverse a sí mismo de sus maldades, sino también advertir, a los que vengan después, de qué cosas no hacer para acabar en la desgracia como él.

    Pascual es un hombre de campo, con un fuerte carácter y muy violento, aspectos que no creo que vengan dados por su genética, que también algo influye, sino más bien por el ámbito rural en el que se desenvuelve y más aún por el ejemplo que se le ha sido ofrecido a lo lago de toda su vida en su entorno familiar, ya que tenía un padre maltratador, y una madre igualmente violenta, aspectos que se aplacaron con el nacimiento de Rosario, la hermana de Pascual, la cual era muy lista y eso le sirvió para desarrollar sus malas artes, vamos que era prostituta.

    A lo largo de toda la trama, se observa la violencia en los actos de Pascual, incluso con su primera esposa y más tarde con su madre. Pascual no duda en hacer uso de la fuerza bruta, en cualquier momento, y no solo de eso sino de ser capaz de asesinar si es necesario.

    Esta novela es muy interesante también por criticar diversos aspectos de la sociedad, como pueden ser las diferencias entre los ámbitos rural y urbano, así como el maltrato y menosprecio de la mujer, muy presente en toda la historia, y tambien la marginalidad que pueden recibir las personas con taras, como es el caso de su hermano menor, el cual carecía de orejas, porque un cerdo se las arrancó, cosa que venía descrito con demasiado lujo de detalles creo yo.

    En conclusión, digo que sin duda alguna, los delitos que comete Pascual, a lo largo de la historia, deben ser castigados, pero no creo que la pena de muerte sea admisible.
    Pero también digo que quizas este hombre no hubiera acabado así, de haber recibido una educación diferente a la que tuvo, porque en ese caso seguramente la cosa cambiaría.

  46. a 7 de diciembre de 2008 a las 7:09 pmPaqui Pérez Pineda

    En este libro ??La familia de Pascual Duarte?, se cuenta la vida de un campesino extremeño Pascual Duarte, hijo de un alcohólico. Sus acontecimientos en la vida se narran en la celda de una prisión, mientras esperaba su propia ejecución para ser condenado a muerte.
    Según mi punto de vista, la vida de este hombre y todas sus hazañas son debidas a la infancia en la que él se sitúa y vive junto a su familia; este hombre actúa con la maldad hacia a los demás, provoca numerosas muertes de las que luego se arrepiente, pero no puede modificar sus actos.

    Podemos decir que el odio que sentía hacia su madre, se debe a cuando muere su padre, la madre se alegra, y sí es cierto que el odio es una sensación que se va creando al ocurrir determinados acontecimientos seguidos, es muy extraño que surja de repente, Pascual Duarte sólo pudo descansar cuando acabó con su vida.

    Con respecto al tema tratado en clase de que si son justificables las muertes provocadas por Pascual, yo pienso que ninguna muerte puede ser justificada ya que la decisión de si una persona debe o no se ajusticiada, debe estar en manos de la justicia. Ejemplo: cuando mata a la yegua, porque ha tirado a su mujer; no veo lógico que la mate, vale que sea un buen motivo con respectos a lo demás, pero es un animal que no va ser consciente de sus actos, mientras que cuando mata al ??Estirao? no debía de haber intervenido él.

    Finalmente, yo creo que Pascual vivió una vida dura causada por sus desgracias en la infancia, por ello, pienso que mucho se aprende cuando somos pequeños ya que, todo lo que vemos lo reproducimos ??a la larga?. Y pienso que, si ese hijo que esperaba Lola hubiera sobrevivido, le hubiera pasado lo mismo. Este libro me ha gustado en algunos aspectos, menos en los pasajes del texto donde utiliza la extrema violencia.

  47. a 8 de diciembre de 2008 a las 12:30 pmDavid García Muñoz

    El libro que acabamos de leer, ” La familia de Pascual Duarte”, me ha resultado más ameno que el anterior, ”El árbol de la ciencia”, ya que la historia se narra en un periodo de tiempo más extenso, se tiene más profundidad en las acciones que el protagonista realiza y, atendiendo al contenido, me ha resultado más entretenido debido a que ”engancha” desde el primer momento.

    Desde mi punto de vista, Pascual actúa de esa manera debido al ambiente familiar en el que se cría (recibe maltratos, madre alcohólica alcohólica, padre ex-contrabandista, etc…);que se haya criado en este ambiente familiar no justifica el enorme número de asesinatos que a lo largo de la historia se llevan a cabo, pero si destaco que es un factor muy influyente, aunque, también, hay personas que se crían en un ambiente apaciguado y en su edad adulta son maltratadores, asesinos,etc., y por el contrario, otras personas que se crían en un ambiente muy hostil viven una vida totalmente apaciguada y su conducta es más que buena.

    Atendiendo al contenido del libro, tras el nacimiento de la hermana de Pascual llamada Rosario, su padre, después de un comportamiento agresivo, se volvió más apaciguado y calmado.
    Esta hermana comienza a corta edad ha robar y con la bebida y a los 14 años, Rosario, se va de casa pero al poco tiempo unas fiebres la hacen regresar, pero al recuperarse se marcha a Almendralejo donde conoce a ”El Estirao”.

    Un hecho que me ha resultado escalofriante es el nacimiento y la muerte de su hermano Mario, debido a la descripción que hace Pascual de los hechos sucedidos, Mario nace a los 15 años de nacer Rosario y nace con deformidades, este hermano terminará muriendo ahogado en una tinaja con aceite.

    Pascual conoce a Lola en un cementerio, aquí cuenta cómo pierde los estribos y desata su pasión, cual animal en celo, este acto me parece irrespetuoso por parte del protagonista. Pascual se casa con Lola, al saber que está embarazada y, cuando Pascual vuelve de la taberna y se entera que su mujer ha abortado, arremete contra el caballo y lo mata a cuchillazos, cosa que desde mi punto de vista no me parece justificable, porque qué culpa tendrá el animal de que su mujer haya abortado.

    Un segundo embarazo que se lleva ha cabo de manera satisfactoria. Pero al poco tiempo al hijo de Pascual se lo llevó ”un mal aire”. Su madre, su hermana y su mujer no paraban de decirle que ” los ángeles se lo llevaron”. Pascual intenta matar a su mujer, pero se arrepiente y huye, al poco tiempo Lola le confiesa que estaba embarazada de ”El Estirao” y muere, Pascual, con un sentimiento de ira aún mayor mata a ”El Estirao”.

    Pascual se casa con Esperanza, de manera escabrosa narra los hechos cuando mata a su madre y la resistencia que ésta opuso. Esperanza vio este asesinato desde la puerta del propio cuarto. Pascual escapa, pero al poco tiempo es arrestado por la policia, lo condenan y lo acaban ajusticiando con el método denominado ”Garrote Vill”.

    Para finalizar, creo que Pascual Duarte ha cometido tantos asesinatos por su ira contra estas personas ,por ciertas circunstancias que se llevan a cabo a lo largo de la historia, con esto no estoy justificando dichos asesinatos, ya que un asesinato nunca o casi nunca tiene justificación. Yo creo que Pascual no debía haber cometido tantos asesinatos a lo largo de su vida que al final pago con la muerte.

    Para concluir, este libro me ha resultado muy interesante por lo ya narrado y espero leer libros tan entretenidos porque incitan a leer.

  48. a 8 de diciembre de 2008 a las 1:49 pmSergio Pedraza

    Este libro me ha impresionado gratamente, pues me esperaba algo parecido a “El Árbol de la Ciencia” y me encontré una gran novela. Son varios los aspectos que me han gustado, como la narración cronológica de hechos interesantes, que captan la atención del lector y hace más entretenida la lectura, cosa que no hacía el libro nombrado anteriormente.

    Otro aspecto llamativo de la novela es, para mí, la increíble locura del protagonista, que se puede observar en todo su esplendor cuando asesina a la perra. Cuando llegué a esta parte, tuve que releer varias veces el texto, ya que no le encontraba ni pies ni cabeza, lo que hizo que me interesara mucho por la lectura.

    Además, me llama la atención el ambiente en el que se cría Pascual, en el que tanto la madre como el padre se pegan entre sí, la hermana pequeña es una lianta y Pascual se pasa el día intentando esquivar las palizas de unos y de otros. A esto, hay que añadirle que Pascual deja la escuela muy pronto y que pierde a su hermano menor siendo muy joven.

    Como toda novela, “La Familia de Pascual Duarte” tiene también sus aspectos negativos. Para mí, uno de ellos podría ser el hecho de que te cuenten cosas antes de que sucedan, como cuando el transcriptor dice que Pascual fue muerto en el garrote antes de que empiece la historia. Otro de esos aspectos negativos podría ser la gran morbosidad con la que cuenta sus pensamientos y sus actos. Aun así, a mi modo de ver, esto no afecta en demasía a la gran calidad que tiene la novela.

    Para concluir, me gustaría responder a la pregunta que se lanza en el título de este artículo. En mi opinión, no se debería perdonar de ningún modo a este señor. Puede ser que se arrepienta, pero los asesinatos ya los había cometido. Además, tras el primero de esos asesinatos se le encarcela y se le saca de prisión, otorgándole una segunda oportunidad, que desperdicia después. No hay más; si se comete un delito, hay que pagarlo.

  49. a 8 de diciembre de 2008 a las 7:25 pmAlicia Dakota Cortés Delgado

    Es difícil comenzar a escribir comentarios de este tipo. ¿Cómo plasmar todas las ideas que revolotean en la cabeza en el papel?, en este caso en el ordenador. ¿Cómo ordenarlas y sintetizarlas? De ardua tarea estamos hablando.

    Pascual Duarte no es malo, claro que no. Condicionado por su infancia, por el ambiente que le rodea y por el odio que le destinan desde niño, nuestro protagonista actúa articulado bajo la violencia, y así pasa su vida, infeliz y desdichado.

    Yo me pregunto, ¿cómo es que nos escandalizamos tanto? Diariamente vemos en el telediario multitud de violencia: asesinatos, violaciones y palizas entre otras barbaridades. ¿Y qué hay de las peleas a la salida del instituto?, ¿y de las atentas miradas y los morbosos alaridos que siempre las rodean? Ni qué decir tienen las brutales palizas que numerosos grupos propinan a determinadas personas por diversas razones. Estamos rodeados de violencia, luego ¿por qué nos alarmamos tanto al leer este tipo de novelas?. No nos engañemos, podemos ir a buscar prostitutas al Arenal, alcohólicos al bar de la calle de al lado o pobreza al Polígono del Guadalquivir. Lo vemos a nuestro alrededor. Aunque intentemos teñir nuestra vida de rosa, vivimos en una sociedad regida por la violencia?¿qué es lo sorprendente?

    Otra pregunta que asoma en mi mente y que no puedo pasar por alto es que ¿con qué hipocresía juzgamos a Pascual? Me sorprende leer afirmaciones como ???no entiendo su comportamiento?? o ??Si yo estuviese en su lugar no actuaría así??. Pero ¿cómo podemos ponernos en su lugar?, es imposible. Jamás podremos saber cñomo se siente, ni comprender su actitud. No intento juzgar a nadie, pero me atrevo a afirmar que hasta el más desafortunado de nosotros recuerda en su infancia algún juguete como una barbie, un coche teledirigido o una play, unas vacaciones en la playa en verano o un fin de semana en el campo con la familia. Recuerdos que nos regalan sonrisas. La mayoría de nosotros (por no decir todos) hemos tenido hasta el momento una vida por la que millones de personas matarían por tener. Nuestros recuerdos no se parecen ni en lo más mínimo a los de Pascual, entonces ¿cómo atreverse siquiera a juzgarlo?, ¿con qué petulancia hablamos de su culpabilidad, de su maldad o bondad? Por lo tanto, creo que si acaso sólo podemos opinar sobre sus actos, como intento hacer yo ahora.

    Con todo esto, no pretendo justificar su actitud, simplemente aclarar que nunca conseguiremos comprender del todo su compleja mente, afortunadamente.

    Además, suponiendo que pudiésemos entender a Duarte, ¿quién diría si es malo o no? Pensaréis que cada uno de vosotros lo sabe perfectamente, pero ¿quién dice que nuestro pensamiento es el adecuado?, ¿no creéis que puede ser igual de erróneo que cualquier otro?. Yo creo que efectivamente no hay una definición universal válida para todo el mundo.

    En estas ocasiones hay que preguntarse ¿qué es ser malo?. Primero deberíamos saber definir esa palabra para afirmar más tarde que alguien es malo o no. Pienso que ni siquiera un juez está capacitado para juzgar a alguien. Indiscutiblemente un juez tiene unas tendencias políticas y posee una ideología, por lo tanto no es objetivo. Además, nadie puede saber si su decisión es la más adecuada.

    Me sorprende que se hable de su absolución como si de una pelea de niños se tratase. Estoy totalmente en contra de la pena de muerte, pero también de la cadena perpetua. De hecho, no estoy a favor de nuestras cárceles actuales, bajo el lema de ??reinserción? sólo son grandes campos de concentración donde apartamos a las personas que nadie quiere tener como vecinos. Sin embargo, no quiero profundizar en el tema, porque escribiría entonces otro comentario y me extendería demasiado. Simplemente quiero añadir que no podemos dictar sentencias tan a la ligera, sin pensar previamente en las consecuencias.

    Volviendo al tema central, a pesar de toda su autobiografía, creo que el protagonista no piensa que él sea una persona atroz, mala y despiadada, aunque ni él mismo se dejaría en libertad. Dedica su vida a estropeársela a él mismo y a otros muchos. Pero no podemos culparlo a él, al menos no del todo. De hecho, creo que parte de la culpa cae como el plomo en el resto de la sociedad. Estoy totalmente en desacuerdo con lo que a veces se dice de que la infancia y el ambiente donde uno se cría no tiene nada que ver con su carácter. Pero pensemos un poco, por favor, ¿acaso alguien cree que si se hubiese criado en el seno de la familia real no sería monárquico?, o puede que algunas personas crean que serían igual de humildes si hubieran nacido en una familia económicamente acomodada. Por supuesto que es posible, pero lo común es que no. Las personas están condicionadas obligatoriamente por sus vivencias, por su familia, por su infancia. ¿Que algunas se saltan la norma? Obviamente, pero por lo general es así, y de eso no hay duda, solamente es necesario fijarse en las estadísticas.

    La novela sí que me ha gustado, es muy interesante ver cómo él mismo se juzga a lo largo de toda la historia. La narración en primera persona es muy apropiada para entender un poco más a Pascual Duarte, y en definitiva, crea mucha polémica, convirtiéndola así en una novela excelente para debatir.

  50. a 8 de diciembre de 2008 a las 7:28 pmVíctor Muñoz Merinas

    En esta novela se describe las causas que han llevado a Pascual al corredor de la muerte.Todas sus actuaciones se podrían justificar por el ambiente en que creció, que estaba lleno de peleas entre sus padres, con agresiones entre ellos y al propio Pascual, la genética, ya hemos dicho las costumbres violentas que tenían tanto la madre como el padre, las continuas desgracias que le acontecen en su vida como son: la muerte de su hermano pequeño, la reacción de su madre ante la muerte de su padre (ésta se ríe), el aborto de su primer mujer tras caerse de la yegua y la muerte de ésta, la muerte de su primer hijo, su paso por la cárcel, etc.

    Independientemente de todas estas cosas, y si añadimos que Pascual es un hombre que no puede contener sus impulsos, se obtiene a un ser humano que se dedicará a hacer el mal. Por ejemplo, mata a su perra sin justificación aparente, el altercado con Zacarías en la taberna, a la yegua (este es más comprensible ya que su mujer sufre un aborto después de caer de ésta; aunque lo hace sin pensarlo, lo que demuestra que es un ser impulsivo), al Estirao que dejó embarazada a su primera mujer( cabe destacar que el asesinato de éste le lleva por vez primera a la cárcel) y por último también a su madre.
    Pese a todo ésto, Pascual muestra su arrepentimiento cuando va a morir y por eso yo le absolvería de la pena de muerte, pero le dejaría encerrado el resto de su vida.

  51. a 8 de diciembre de 2008 a las 8:53 pmVerónica Doblas Roldán

    A lo largo de la novela, Pascual, ahora encarcelado, nos explica lo que ha sido su vida, una vida marcada por el abandono, la soledad, la incomunicación, la injusticia, el odio, pero también por el amor, la piedad, la ternura?

    El orden en que las violencias de Pascual suceden no son el orden en que estas aparecen dentro de la confesión. Pascual hiere a Zacarías, mata a navajazos a la yegua que descabalgó a su mujer, porque provocó la perdida de su primer hijo, mata con una escopeta a la perra, porque le molestaba su mirada, mata al Estirao a golpes porque sedujo a su mujer, mat? a su madre para vengar en ella todas las desgracias de la familia y por ?ltimo mata al conde de Torremejía.
    ¿Y todos estos crímenes por mucha justificación que tengas por parte de Pascual los podemos absolver?
    Podrían haber tenido un motivo los pecados de pascual, pero desde mi punto de vista no los absuelvo, su desarrollo y forma de vida se suponen que le llevan a estas desgracias, yo siempre me pongo en la situación del protagonista, pero con este no puedo, porque hay muchísimas personas que las formas de vivir en su familia no son buenas, son pésimas, y éstos salen adelante, buscan sus estudios, su pan de cada día, su vida?, y esto es lo que el protagonista podía haber hecho sin tener que reflejar todas las desgracias de la familia en la suya propia.

  52. a 8 de diciembre de 2008 a las 10:39 pmC. David Galán Gómez

    “Yo señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo” Así comienza la obra “La familia de Pascual Duarte” cuyo título dice por sí solo mucho sobre este libro. Pues esta historia no solo está dirigida por nuestro protagonista, sino qué es fruto de una vida marcada por las circunstancias, unas circunstancias que no fueron las mejores, por desgracia para Pascual. Como bien resume él “Hay hombres a quienes se les ordena marchar por el camino de las flores, y hombres a quienes se les manda tirar por el camino de los cardos y de las chumberas”. Desde su infancia, Pascual sufre los malos tratos tanto por parte de su madre como su padre, un ex-convicto. La única oportunidad que, en mi opinión, pudo tener Pascual de encaminar su vida hacia otro lugar fue la educación, pero su madre la consideraba inútil y a él tampoco le agradaba la idea de ir a la escuela. Me sorprendió mucho cuando el propio Pascual asesina a su perra y su justificación: “La perra seguía mirándome fija…como si fuese a culparme de algo” creo que esta frase refleja muy bien lo que puede sentir un discriminado social, una gran inferioridad, por ello, el simple hecho de sentirse observado le incomoda.
    La narración de la obra, aunque confusa, me parece aún más interesante y real, ya que son las memorias del propio condenado, quien tiene una visión desordenada de su propia vida.
    Esta obra creo que debería hacernos reflexionar sobre la importancia de la educación para la formación de una persona, ya que continuamente ocurren circunstancias parecidas en la vida real. Pascual Duarte sin duda, no era malo, solo se le mando tirar por el camino de los cardos…

  53. a 9 de diciembre de 2008 a las 9:47 amAlejandro Corpas Rodríguez

    Este libro, en mi opinión, presenta una historia con demasiadas cosas trágicas y pesimistas con respecto al entorno de Pascual. Pienso que el autor tendría que haber añadido algunas cosas más optimistas en la vida de Pascual, aunque si lo que el autor pretendía era hacer una historia pesimista lo consiguió.

    Me parece muy mal que Pascual solucione casi todos los problemas con los que se enfrenta matando, porque creo que esa no es forma de arreglar los problemas que tiene, aunque con la educación que recibió de pequeño, al lado de su madre y de su padre, no me extraña que tuviera esa personalidad, porque su madre era alcohólica y su padre era un maltratador que había estado en la cárcel.

    Para finalizar he de decir que, este libro me ha gustado, porque en todo momento me sentía dentro de él y no me aburría leyéndolo y espero que el próximo que tengamos que leer sea igual o mejor.

  54. a 9 de diciembre de 2008 a las 4:47 pmAlberto Carmona Villaoslada

    En este libro se recogen los hechos, escritos por el mismo Pascual Duarte, por los que está en prisión y es condenado a muerte.

    Pascual demuestra a lo largo del libro ser una persona impulsiva y sin escrúpulos, lo cual se le podría atribuir a la dura infancia que tuvo por los constantes altercados entre sus padres, aunque esto no sirve de excusa. Uno de los primeros momentos donde vemos lo impulsivo que es Pascual es cuando, volviendo con su perro de caza, se sienta en la roca, y el perro inocentemente le mira y éste creyendo que le estaba juzgando, sin pensárselo dos veces, lo mata. También a la vuelta del viaje con su mujer, al parar en la taberna, tiene una pelea con Zacarías al que le asesta varios navajazos, quizás por haber malinterpretado unas palabras de éste. También vemos cómo, al enterarse de que su mujer habia abortado (al hijo lo esperaba con ilusión) al caer de la yegua, sin contemplaciones va a buscarla, se lanza a su cuello y le da varias puñaladas hasta matarla, esto hecho se veía venir desde el momento en que se enteró de lo sucedido, yo no tenía duda alguna de que esa sería su reacción, y creo que todos pensamos lo mismo, porque, como ya dije antes, es una persona impulsiva y que carece de escrúpulos, además, se le podría añadir que venía borracho de la taberna.

    Otro momento en el que demuestra sus malas pulgas es al volver de un viaje y se entera de que su mujer estaba embarazada de “El Estirao”, cuando de nuevo sin pensárselo se lanza a por él hasta que lo mata… y Lola, su mujer, también muere. Al salir de la cárcel, tras ser condenado por el asesinato de “El Estirao”, se casa con otra mujer con la que nunca llega a ser feliz. La actitud de la madre de Duarte le hacía la vida imposible, y éste demostrando su caracter, desgraciadamente, de nuevo, también la mata.

    Pascual Duarte es un asesino sin escrúpulos, y lo ha demostrado en varias ocasiones, por lo que yo creo que, por muy arrepentido que esté, no se le debe absolver y debe pasar su vida entre rejas o, como en este caso, matándolo (aunque la pena de muerte, al fin y al cabo es otro asesinato con el que no estoy de acuerdo…). Un asesino es un asesino y por muy arrepentido que esté siempre cabe la posibilidad de que reincida.

  55. a 9 de diciembre de 2008 a las 6:49 pmFco Javier Río Fernández

    Como ocurre a menudo, la novela de Camilo Jose Cela presenta opiniones opuestas.

    La familia de Pascual Duarte es un libro en el que un hombre condenado narra su vida desde su niñez, una especie de biografía en la que un asesino intenta justificar sus crímenes.

    La novela me resultó más fácil de leer que la primera, y también me ha parecido una historia más entretenida, porque tiene más acción.

    Pascual se cría en un ambiente de violencia, con unos padres que le maltratan a él y se agreden entre sí, además, vive en un lugar donde las personas solucionan sus problemas a golpes, o, lo que es peor, con cuchillos. De hecho, lleva tan interiorizada dicha violencia, que no comprende cómo dos personas pueden solucionar una discusión sin tocarse. En el fondo, puede parecer una víctima e incluso hay gente que puede empatizar con él y decir que él no tiene la culpa de ser un asesino, debido al ambiente donde creció, pero eso no es cierto.

    Yo no soy partidario de la pena de muerte, a no ser que sea en casos muy extremos, pero sí apruebo la cadena perpetua y considero que, después de todo, Pascual no merecería ser absuelto, ha demostrado ser una persona terriblemente agresiva e impulsiva, incapaz de mantener la compostura ni de controlarse. Ingresó en la cárcel una vez y, cuando quedó en libertad, volvió a matar y esta vez, si cabe, de una forma aún más injustificada.

    Definitivamente no, Pascual merece pagar por todo lo que ha hecho, y su castigo debería ser permanecer de por vida entre rejas. Es cierto que se lamenta y parece que se arrepiente, pero eso no basta para dejar libre a una persona tan potencialmente peligrosa, si vuelve a matar, ¿quién se responsabilizaría de dichos crímenes?

    No sería justo cargar a nadie con el peso de una decisión tan importante y, de todos modos, no es una opción muy recomendable liberar a alguien así. Y respondiendo a los que dicen que Pascual no puede ser de otra forma, debido a su educación, se equivocan. Siempre podemos elegir, siempre.

  56. a 10 de diciembre de 2008 a las 5:58 pmManuel Valera Cerdá

    Es difícil hacer una valoración de esta obra literaria, porque para ello hay que profundizar en la mente de Pascual Duarte, ya que en nuestra mentalidad no es fácil comprender las circunstancias y vivencias del personaje. Para simplificar, podríamos decir que está loco, o más bien menos cuerdo. Eso sería lo fácil de pensar. Pero profundizando en su triste y lamentable historia podemos sentir lástima por dicho personaje, ya que, desde su infancia, viene viviendo escenas de violencia y terror que dejan huella en la identidad de aquel quien las ha sufrido. También, al tratarse de una familia humilde, se encuentra alejado del mundo por así decirlo “normal” de la época, ya que el pueblo era un mundo aparte tanto en la miseria de sus retrógrados habitantes como en las costumbres. Pero por mucho que nos compadezcamos de él, es una persona sin escrúpulos y sentimientos, sobre todo al final de la obra ya que a nadie que tenga corazón se le ocurriría acabar con la vida de aquella persona que se la ha dado. Y más sin motivo aparente, solamente por el orgullo y el coraje. También, Pascual es una persona que se creía el centro del mundo y todo lo demás era inferior por lo que no tenía escrúpulos en matar a una persona o a un animal, si se les imponían a su paso. Por lo que Pascual tenía más un comportamiento animal, ya que obedecía a sus estímulos y deseos como sucede en la escena del cementerio en la que surge un contacto más bien animal con Lola. También acabar con la vida de un animal es rebajarse a su nivel de conocimiento, ya que son seres irracionales que no piensan en sus actos, por lo que las escenas del perro y de la yegua muestran una disputa entre hombre y animal a un mismo nivel. Menos mal que en este caso, como en casi todos, el que comete actos impuros los paga, como ocurre en la novela ya que el protagonista está cumpliendo su condena.
    A pesar de estos motivos, es una gran novela. Francamente me ha parecido entretenida y, pese a ser tan trágica, me ha gustado más que otras leídas anteriormente durante el curso.

  57. a 14 de diciembre de 2008 a las 11:07 pmVerónica Doblas Roldán

    Aunque yo casi siempre me intento poner en el lugar del protagonista, esta ves no he sabido que hacer.
    por una parte entiendo su actitud debido a su infancia, a su maltrato visto y sentido por parte de su familia, el desprecio de su padre, que poco a poco iba sintiendo a lo largo de su madurez, pero por otra parte , a las personas con las que mejor se llevaba o que eran mas directas como por ejemplo su hermana, tenia que haber visto el lado positivo, seguir adelante y cambiar por las personas que en verdad lo aman, porque en la realidad sucede esto, y muchas de éstas personas salen adelante, a pesar de sus desgracias.
    Cuando mato a la yegua, ésta no tenia culpa de nada, pero aun siendo así, esta es una de sus únicos crímenes que por así decirlo entiendo, estaba dolido, enfadado, tras el aborto de su mujer, y por un lado, quería hacerle pagar por haberle quitado lo mas grande que podía tener, pero, la muerte de chispa, su perra, la cual la mató, por la mirada que esta le estaba echando, como condenándole por todo lo que estaba haciendo, la muerte del Estirao, por haberse acostado con su mujer, y haberla dejado embarazada, la muerte de su madre, la cual, al haberse casado su hijo con otra mujer tras la salida de la cárcel , y hacerle la vida imposible, la mata, sin escrúpulos. Todos sus crímenes no tienen explicación , por muy mal que la vida le paga, o porque después se arrepintiera de lo que hacís en realidad, su fuerte carácter, su impulsos a matar para desahogarse, no poder contralarse?, todo esto es lo que achacamos a su infancia ¿no es así?, pero no, el ha querido y preferido seguir el camino de su familia, ser agresivo, egoísta, y esto lo llevo a la cárcel.
    Merece la cárcel, porque yo no lo absorbo moralmente, pero no tiene nada que ver para que Pascual, mereciera la muerte.
    En mi opinión, es una novela bonita e interesante, pero triste, porque estos problemas que la novela nos relata, ocurren en la vida real, y se siente lástima por las personas que en verdad lo están pasando mal.

  58. a 14 de diciembre de 2008 a las 11:09 pmVerónica Doblas Roldán

    Aunque yo casi siempre me intento poner en el lugar del protagonista, esta ves no he sabido que hacer.
    por una parte entiendo su actitud debido a su infancia, a su maltrato visto y sentido por parte de su familia, el desprecio de su padre, que poco a poco iba sintiendo a lo largo de su madurez, pero por otra parte , a las personas con las que mejor se llevaba o que eran mas directas como por ejemplo su hermana, tenia que haber visto el lado positivo, seguir adelante y cambiar por las personas que en verdad lo aman, porque en la realidad sucede esto, y muchas de éstas personas salen adelante, a pesar de sus desgracias.
    Cuando mato a la yegua, ésta no tenia culpa de nada, pero aun siendo así, esta es una de sus únicos crímenes que por así decirlo entiendo, estaba dolido, enfadado, tras el aborto de su mujer, y por un lado, quería hacerle pagar por haberle quitado lo mas grande que podía tener, pero, la muerte de chispa, su perra, la cual la mató, por la mirada que esta le estaba echando, como condenándole por todo lo que estaba haciendo, la muerte del Estirao, por haberse acostado con su mujer, y haberla dejado embarazada, la muerte de su madre, la cual, al haberse casado su hijo con otra mujer tras la salida de la cárcel , y hacerle la vida imposible, la mata, sin escrúpulos. Todos sus crímenes no tienen explicación , por muy mal que la vida le paga, o porque después se arrepintiera de lo que hacía en realidad, su fuerte carácter, su impulsos a matar para desahogarse, no poder contralarse?, todo esto es lo que achacamos a su infancia ¿no es así?, pero no, el ha querido y preferido seguir el camino de su familia, ser agresivo, egoísta, y esto lo llevo a la cárcel.
    Merece la cárcel, porque yo no lo absorbo moralmente, pero no tiene nada que ver para que Pascual, mereciera la muerte.

  59. a 23 de agosto de 2010 a las 1:46 amkmila

    leyendo el libro una narrador se da cuenta del tipo de vida en el que se encuentra pascual siendo asi con un padre golpeador y una madre con un tipo de enfermadad comun entre uno mismo el alcoholismo con la que lleva a no tratar bien a sus hijos donde sus padres influyeron mucho en su infancia provocando y creando un hombre violento con el que producto de estas se ven claramente las grandes degracias incluso comete concecuencias grabes como el cual una de ellas es matar a su madre.

  60. a 15 de enero de 2011 a las 6:34 pmErick Males

    haber si saben tanto cual seria la moraleja???

  61. a 16 de enero de 2011 a las 8:43 ammregodon

    Pues una de las moralejas es la importancia de la educación, tanto la que uno recibe como la de sus padres, en la vida de una persona.

  62. a 2 de junio de 2012 a las 1:33 amfederico

    una pregunta del libro ¿por que pascual duarte decide dejar su pueblo? ¿que sucedió con el en ese entonces?

  63. a 2 de junio de 2012 a las 6:53 ammregodon

    Porque no puede soportar más los continuos comentarios de su mujer y su madre echándole en cara la muerte del hijo.

Deja un comentario