EN BUSCA DEL FUEGO

Jean-Jacques Annaud

 

Nacionalidad: Francia-Canadá, 1981; Guión: Gérard Brach, según la novela de J.H. Rosny, con la colaboración de Anthony Burgess; Duración: 98 minutos; Intérpretes: Everett McGill, Rae Dawn Chong; Ron Perlman; Nameer El Kadi.

 

Sinopsis: Los ulans, tribu poseedora del fuego, han perdido este elemento, y no saben cómo volver a obtenerlo. Derrotados por sus enemigos, una tribu rival más primitiva, se dan cuenta de su impotencia al estar privados del fuego, por lo que tres jóvenes guerreros partirán en su busca. Emprenderán un arriesgado viaje, peligroso y, no obstante, fructífero. Finalmente, al entrar en contacto con una comunidad más desarrollada, obtendrán su ansiado trofeo: recuperarán su poder sobre el fuego.

 

Valoración didáctica: Ciertamente es difícil aproximarse a un film como En busca del fuego. En un principio, cabe contemplar qué tipo de película es, a qué grupo genérico pertenece: nos encontramos ante un film prehistórico. El equipo dirigido por Jean-Jacques Annaud desarrolla una extensa investigación para aproximarnos a un oscuro período de la especie humana, intentando conseguir un rigor científico (las colaboraciones de Morris o Burgess son un buen ejemplo de ello): la construcción de un prelenguaje, una costosísima reproducción - respondiendo al imaginario colectivo- de la época, etc. Pero, al fin y al cabo, el  se nos presenta como una clásica «historia de aventuras», el viaje de los protagonistas en busca del fuego. La película se construye según la tradición del  de aventuras más característicamente hollywoodiense: unos personajes se desplazan a través de un medio ambiente hostil persiguiendo algo imprescindible para su supervivencia, hecho que les coloca en numerosas y peligrosas experiencias que, sin duda, dejarán un rastro físico y espiritual. Nos encontramos ante el esquema típico del  articulado alrededor de un viaje, que se convierte en una trayectoria física pero también interior. Este aspecto se complementa, y se acaba por completar, gracias al innegable significado simbólico que adquiere el fuego: siguiendo la tradición, el fuego es la vida y, por tanto, la aventura es la historia de la lucha por la supervivencia. Además, en el  observamos cómo se repiten también los típicos escarceos y situaciones amoroso-sexual-sentimentales a las que todo espectador entrenado está acostumbrado, y que solicita en cualquier película de aventuras convencional. Emoción, pasión, riesgo..., las grandes constantes del relato de aventuras se encuentran presentes en el  de Annaud, ofreciendo un esquema perfectamente asimilable y comprensible, al que el espectador responde perfectamente y que le capacita para superar la falta de diálogos inteligibles, o incluso el hecho de saltar millones de años y presenciar una historia en principio tan alejada de sus inquietudes.

 

Propuestas didácticas:

 

1.    Resumen argumental de la película.

2.    Localización temporal y espacial de la acción.

3.    Haz una lista de posibles usos religiosos del fuego y la ventajas derivadas de su posesión.

4.    Indicios de religión primitiva:

 

·      ¿Se abandonan los cadáveres o se entierran?

·      ¿Puedes explicar la escena de los mamuts?

·      ¿Puede considerarse el canibalismo como un rito para hacer revivir en el vencedor la fuerza física y espiritual del vencido?

·      ¿Cuáles son las formas de relación entre los hombres y mujeres de la película y ciertas fuerzas desconocidas, con los consiguientes sistemas de creencias y ritos respecto a estas fuerzas.