Según informa El País hoy, la próxima evaluación Pisa, que se celebrará en abril y mayo de este año, incluirá- parece ser- pruebas relativas a la acreditación de la competencia digital de nuestros alumnos. Es curioso que la primera comunidad autónoma española que incorporó masivamente los equipos a las aulas, Extremadura, haya declinado su participación.

¿Cómo van a medir esta destreza en Pisa? En el reportaje se nos indica que van a simular una búsqueda en Internet a partir de una aplicación local- ¿temen que fallen las conexiones a la Red?- para que muestren sus habilidades de acceso, selección y evaluación de fuentes digitales, con el fin de producir, a partir de ella, nueva información. Con la salvedad de la simulación en una aplicación local, parece que el diseño de la prueba- búsqueda, análisis y producción- obedece al concepto habitual de competencia digital. Como muchos de nosotros, confieso que tengo curiosidad por conocer con detalle estas pruebas.

Finalmente, ¿tendremos más suerte con los resultados finales de esta competencia? ¿volveremos a ocupar puestos poco “honrosos” en esta clasificación “atlética” de la enseñanza?  Sinceramente, espero que en esta ocasión los resultados, como a los entrenadores de fútbol, nos acompañen. A la incorporación de las TIC en el aprendizaje sólo le faltaría un resultado negativo para que se cuestionara, con acritud, hipérboles y sin objetividad, las inversiones realizadas, así como su eficacia y rentabilidad educativas.