Celia Sans, en representación de Digital-text, solicita que colaboremos en la difusión de su producto. Aunque más que un producto, desde nuestro punto de vista, es un proyecto interesante de incorporación, ya ejecutado en buena parte, de las nuevas tecnologías en la enseñanza reglada.

¿Cuál es el producto que elabora esta empresa catalana? Un libro de texto digital. A saber, adoptan el recurso más difundido y frecuente en las aulas, el libro de texto, pero con soportes digitales. No obstante, en mi opinión, han sabido, de un lado, salvar alguno de los inconvenientes más comunes del libro de texto- demasiada letra impresa en un registro que el alumno, a menudo, no domina- y, de otro, aprovechar buena parte de las ventajas del medio digital: animaciones, gráficos atractivos (aunque quizá algo infantiles), actividades interactivas, vídeos, espacio para la interacción- blogs, noticias, foros…- entre alumnos y entre alumnos y profesor, al que denominan Aula web… Pero, además, el enfoque metodológico que presentan las unidades didácticas a las que permiten el acceso como demostraciones, es una enseñanza por tareas o proyectos. Por tanto, lo que se pretende es que el alumno a partir de la información recibida sea capaz de resolver o desarrollar un proyecto.

Probablemente, el libro digital, tal como lo ha desarrollado esta empresa, puede facilitar, como etapa intermedia, el tránsito de una enseñanza dominada por el libro de texto impreso hacia otra en la que los recursos digitales ocupen un papel central. Es una lástima que por el momento sólo las materias científicas cuenten con un libro digital en Digital-text.

En fin, si a lo acertado de su concepción y desarrollo unimos lo ajustado de su precio (por 20 euros ofrecen cinco materias), es evidente que, a medio plazo, las editoriales tradicionales tendrán que modificar su modelo de negocio si quieren seguir prestando lucrativos servicios a los centros de enseñanza.